Opinión

¿SERVIRÁ LA INFANTERÍA EN LAS GUERRAS DEL SIGLO XXI?

Columna: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

27 de Octubre del 2017 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Hoy que recordamos 138 años de la Batalla de Tarapacá, una de las pocas victorias que obtuvimos en la campaña terrestre durante la guerra con Chile (1879-1883), y que -por ese motivo- celebramos el Día de la Infantería de nuestro Glorioso Ejército, resulta pertinente relievar la importancia y la vigencia que tiene este tipo de movilizaciones de los actores del combate. Efectivamente, un desarrollo bélico face to face jamás resultará comparable a muchas otras formas en que se muestran las acciones en la guerra. Lo voy a explicar. Algunos han llegado a considerar que el enfrentamiento directo en la guerra resulta desfasado, poco útil e ineficaz; porque hoy existe una gama de armas de largo alcance que, gracias al enorme desarrollo de la tecnología, llevaría a descartar el tradicional enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Eso es un error. A la coalición internacional liderada por EE.UU. contra el Estado Islámico en Siria e Irak no le fue suficiente con solo bombardear a los terroristas para lograr su dispersión. No. Los aliados debieron llevar adelante una acción de campo y arrastre para conseguir que los yihadistas huyan. Jamás, entonces, con ataques aéreos -por más certeros que sean, como los que se realizan con drones- podrían asegurar la victoria. Una eventual acción militar sobre Corea del Norte no podría resultar exitosa con solamente acometer una ofensiva aérea. La invasión por vía terrestre -que, por cierto, fue exitosa por parte de los aliados durante sus desembarcos en las costas europeas en 1945 para acabar con Hitler y sus ejércitos- no sería ajena a un acto protocolizado que Washington pudiera haber considerado ante un hipotético ataque contra el régimen de Pyongyang. Es verdad que el costo en vidas humanas podría ser alto -es la mayor crítica actual a la acción de infantería- pues constituye la primera línea de batalla; pero también lo es que, con el apoyo de la innovación tecnológica, esta vulnerabilidad se ve minimizada. Nuestro aplauso a la infantería de nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional.

tags