Opinión

Siguen los feminicidios en el centro del país

COLUMNA: Jorge Esteves Alfaro

10 de Enero del 2019 - 07:00 Jorge Esteves

Mientras la clase política continúa su trayecto de peleas y disensos, plagado de una competencia sorda y constante, siguen matando mujeres en nuestro país. En los primeros nueve días de este año ya hay cinco casos de feminicidios y dos de ellos ocurrieron en el centro del país. El 2 de enero fue asesinada la enfermera Lizbeth en Huancayo y el principal sospechoso es su exenamorado, quien está prófugo. Luego, en Ayacucho, encontraron en un costal, con signos de haber sido estrangulada, a la joven Roxana. Su pareja huyó con sus tres hijos.

El año en que debe haber acciones decisivas contra los feminicidios y que estos sean erradicados empieza muy mal. Es evidente que el apoyo y soporte deben venir desde el Estado, ya que es un problema estructural. Sin embargo, todos debemos estar más comprometidos en denunciar cualquier indicio de agresión a una mujer. Y no solo eso, es necesario unir voces para luchar contra esta lacra.

En los últimos tiempos, muchas mujeres participan en marchas y colectivos, pero es importante que estas manifestaciones se multipliquen y sean millones. Sabemos que es difícil. “A lo largo del tiempo, las mujeres no fuimos educadas para tomar la palabra en público ni para dar opiniones fuertes, sino más bien para apoyar a los fuertes: los hombres”, decía la docente argentina Susana Reisz.

Si es difícil alzar la voz en Lima, imagínense en el interior del país. Por ello, es necesario hacer visible el esfuerzo de todos los que luchan contra la violencia feminicida y condenar no solo los asesinatos, sino también frases, gestos y actos agresivos como el del congresista Mamani cuando celebró el caso de tocamiento indebido diciendo que era la mano del “¡zas!”. Y además de condenar, exigir sanciones.

tags