Opinión

Sombras en la fiscalía

Chávarry debería dar un paso al costado y afrontar las investigaciones como un ciudadano más

01 de Septiembre del 2018 - 07:25

El fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, ha sido señalado por el propio Ministerio Público de ser parte de la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”, y eso sin duda mancha por completo una gestión que debería estar al frente de gente intachable, más aún cuando uno de los principales problemas que afectan a los indignados peruanos es el de la corrupción, que debe ser enfrentada precisamente por los magistrados a cargo del mencionado personaje.

Un Ministerio Público que tiene por delante la investigación y eventual acusación a pesos pesados de la corrupción, como los implicados en el caso “Lava Jato”, que ha embarrado a varios expresidentes; y el escándalo denominado “Lava Juez”, no puede estar bajo el mandato de un magistrado al que se señala, precisamente, de ser parte de una banda que ha puesto en vilo al sistema de justicia debido a los inmensos tentáculos que poseía.

Pero si miramos al detalle lo sucedido en el Ministerio Público, el caso “Lava Juez” no solo ha salpicado al fiscal Chávarry, sino a más de la mitad de la Junta de Fiscales Supremos, que es la cúpula de una entidad que en estos momentos tiene en sus manos todos los casos de corrupción. Tampoco olvidemos, aunque es un tema aparte, que el propio Pablo Sánchez ha sido señalado por haber colocado a uno de sus hijos como empleado del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

El fiscal Chávarry debería dar un paso al costado y afrontar las investigaciones como un ciudadano más, sin que su presencia al frente del Ministerio Público afecte la idoneidad y credibilidad de las pesquisas que realizan sus subordinados. Ojo que no estamos hablando de cualquier funcionario público, juez o fiscal. Se trata nada menos que del titular del ente responsable de investigar y acusar a los implicados de una red de la que él mismo sería parte.

Es cierto que Chávarry, mientras no sea sentenciado, tiene derecho a gozar de la presunción de la inocencia, pero en su caso, por ocupar el cargo que tiene desde hace pocas semanas, es insostenible que siga al frente del Ministerio Público. Aferrarse al puesto, al amparo de legalismos y vacíos en las normas, solo hará que cualquier determinación sobre los implicados en el caso “Lava Juez”, esté cubierta de dudas y sombras.

tags

    Más de