Opinión

TELEFÓNICA, DEFENSA Y EL IMAGINARIO NACIONAL

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

07 de Febrero del 2019 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Me saco el sombrero cuando de libros se trata y no dudo en relievar los esfuerzos de quienes contribuyen decididamente con la educación en nuestro país. Hoy será presentada la impecable publicación Ugarte en el Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN, 1950), el centro de reflexión del pensamiento geopolítico y estratégico del país en el que su fundador, José del Carmen Marín, acuñó la célebre frase “Las ideas no se imponen, se exponen”. La publicación del monumental libro Ugarte es obra de Telefónica del Perú -con el sello del Ministerio de Defensa del Perú, en señal de garantía editorial del rigor histórico de su contenido-, que viene contribuyendo silenciosamente con la educación de nuestro país. Creo que no es justo que su filantropía cultural -que no ha comenzado ayer- no la conozcamos todos los peruanos en la dimensión que merece. Otros libros ya publicados son Melgar, Grau, Bolognesi, Cáceres, Quiñones: 100 años. El objetivo central de esta serie es que los peruanos y peruanas desde infantes, niños y adolescentes cultivemos las virtudes de nuestros héroes y en ese proceso acrecentemos el amor a la patria y nuestra identidad nacional. El Perú es un país que tiene muchos héroes y ese es un privilegio inconmensurable, pues hay Estados que no y son como naciones sin alma. Los pueblos que cultivan su historia saben del valor del honor nacional que tiene un carácter extrapatrimonial extraordinario. Las naciones que no, suelen consumarse como Estados anarquizados, vulnerables y fallidos. Alfonso Ugarte (1847-1880) fue un joven y próspero comerciante que se alistó durante la guerra de 1879. A veces se cree que los ricos son indiferentes con los momentos aciagos de un país y eso no es verdad. Pobres o ricos, los ciudadanos de un Estado cuando están bien formados saben responder a la nación que los vio nacer y por eso Ugarte no dudó en lanzarse con su caballo desde lo alto del Morro de Arica para que la bandera nacional no cayera en manos del enemigo. Todos los peruanos debemos conocer su enorme legado y Telefónica del Perú contribuye con estas impecables ediciones en la afirmación de nuestro imaginario nacional.

tags