Opinión

¿Tendrá nuevos argumentos?

Columna de Iván Slocovich Pardo

20 de Diciembre del 2017 - 07:55 Iván Slocovich

Es de esperarse que este jueves, durante su presentación ante el pleno del Congreso para defenderse del pedido de vacancia que pesa en su contra, el presidente Pedro Pablo Kuczynski muestre documentos o dé argumentos distintos a los escuchados el domingo último por todos los peruanos, que a muy pocos convencieron de la limpieza de su accionar entre los años 2004 y 2006. Si va con lo mismo, será muy difícil que salga bien librado.

Ojalá que sus abogados y asesores no le hagan repetir que cuando entró a trabajar de ministro de Alejandro Toledo, se desconectó por completo del trabajo de su empresa que era gerenciada por su socio Gerardo Sepúlveda, y que recién hace unos días se dio por enterado que Westfield había hecho consultorías para Odebrecht, algo difícil de creer si no hay documentos que acreditan su alejamiento de la consultora con sede en Miami.

Sería bueno también que el jefe del Estado aclare eso de que recibió dinero en su cuenta personal por los trabajos que hacía su empresa mientras era ministro y había un obvio conflicto de intereses, pues Odebrecht era proveedora del Estado. ¿Si estaba fuera de todo, cómo así cobraba “dividendos”? Ojalá que todo esto sea explicado, porque en este punto está el motivo principal por el que podría ser vacado mañana.

Si no hay algo nuevo respecto a esto, y el Mandatario acude a la sede del Legislativo con la misma defensa expuesta ante cinco periodistas de televisión el domingo, la cosa sin duda irá muy mal no solo para él, sino también para el Perú entero, pues para ningún país puede ser algo positivo el ver vacado a un presidente democráticamente elegido. Sin embargo, si la situación lo amerita, no quedará otro camino, tal como lo fija la Constitución.

Desde el otro lado, sería saludable ver en el Congreso una actitud constructiva y a la altura del reto que tiene por delante. Ojalá que no veamos gritos, insultos, ni amenazas, especialmente de algunos fujimoristas que no hacen más que quitarle seriedad al trabajo encomendado por nuestro sistema legal, porque por más que algunos hablen por ahí de “golpe de Estado”, el pedido de vacancia está en la Constitución, que prevé claramente la línea de sucesión.