Opinión

¿Tendremos ya la segunda pista del aeropuerto?

COLUMNA: EDITORIAL

15 de Octubre del 2018 - 07:00 Editorial

El Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) ha aprobado la modificación del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, que incluye una segunda pista con su respectivo terminal, lo que en teoría permitiría a la concesionaria Lima Airport Partners (LAP) iniciar las obras.

Ante ello, es de esperarse que ahora sí los peruanos tengamos la seguridad de que los trabajos serán puestos en marcha sin más demoras, con la finalidad de que en el más breve plazo el país cuente con un primer terminal aéreo a la altura de las necesidades y no con un aeropuerto como el que tenemos ahora, en que las colas de pasajeros y las demoras en las operaciones aéreas de despegue y aterrizaje hacen más que evidente su colapso.

Lo cierto es que el aeropuerto chalaco tiene capacidad para 10 millones de pasajeros, pero el año pasado acogió a poco menos de 22 millones, más del doble de su capacidad, mientras que el Estado, a lo largo de muchos años, con su burocracia experta en tramitología, no ha hecho más que demorar la entrega de los terrenos para el inicio de las esperadas obras que permitirán a la vecina capital tener un terminal moderno, ágil y competitivo a nivel regional.

Un país que posee maravillosos atractivos turísticos, una gastronomía exquisita, y que para crecer requiere de los recursos que dejan los visitantes que tratamos de atraer con millonarias campañas, no puede contar con un aeropuerto como el actual Jorge Chávez, donde en ciertas horas abordar un vuelo local se convierte en una pesadilla o donde un incidente en la única pista de aterrizaje puede ocasionar el desvío de muchos vuelos a los terminales alternos.

tags