Opinión

Cuando se obra con fe todo es posible

​La reposición de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez en el Equipo Especial del caso “Lava Jato” es una demostración de que es posible hace frente a la arbitrariedad cuando se obra con inteligencia, valentía y firmeza.

03 de Enero del 2019 - 07:02 Luis Alfonso Morey

La reposición de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez en el Equipo Especial del caso “Lava Jato” es una demostración de que es posible hace frente a la arbitrariedad cuando se obra con inteligencia, valentía y firmeza. Para la mayor parte de la opinión pública está claro quiénes están luchando contra la corrupción y quiénes no. El cuestionado fiscal de la Nación, empero, sigue en funciones y se niega a renunciar. La presión ciudadana y mediática -si se mantiene fuerte- podría hacer que esto cambie. Lo que solo algunos advierten es que cada uno de los actores jurídico-políticos de este juego de poder maneja una estrategia política y mediática, y a estas alturas queda claro quiénes lo están haciendo bien y quiénes no. El peso de la prensa, las redes sociales y la opinión pública es fundamental para ganar una batalla como esta. El posicionamiento que han logrado con su accionar los fiscales repuestos es muy positivo para la mayoría. Se encuentran legitimados. Ese reconocimiento social lo han logrado, entre otros factores, por la convicción y pasión con la que desarrollan sus labores. Uno puede discrepar de ellos, pero es innegable que realizan su trabajo apasionadamente con la seguridad de estar haciendo lo correcto. La reposición lograda -luego de que varios analistas creyeron que su suerte estaba echada- es una lección para el mundo, una que demuestra que cuando se obra con fe todo es posible.

tags