Opinión

​Tremendas autoridades

Habría que analizar las causas por las cuales los ciudadanos eligen a gente de dudosos antecedentes

02 de Febrero del 2018 - 07:46 Iván Slocovich

Lamentablemente, la caída de una red criminal enquistada, según el Ministerio Público, en la Municipalidad de Santa Rosa, lo que se suma a un caso similar puesto en evidencia hace pocas semanas en Villa María del Triunfo, no es de ahora, pues estas dos situaciones se dan a menos de tres años de escándalos de corrupción como los de Áncash, Cajamarca, Tumbes y otras regiones, así como los descubiertos en municipios como Chiclayo, Huaraz y Santa, entre otros.

En ese sentido, hay que destacar la labor de la Policía y la Fiscalía, que vienen trabajando de manera muy paciente para frenar el accionar de estas bandas que estarían encabezadas nada menos que por los propios alcaldes elegidos por sus vecinos, quienes, de confirmarse todo lo que muestran las investigaciones, habrían llegado al poder local con la única intención de delinquir y llenar sus bolsillos desde la administración pública, tras estafar a los votantes.

Resulta importante que esta labor de detección de mafias dentro de las municipalidades se haga en los meses previos a las elecciones, ya que no sería extraño que estos sujetos estén planeando, ante la imposibilidad legal de ir a la reelección, dejar a sus “fichas” para que les cubran las espaldas y sigan con sus ilegales actividades. Ojo, que si casos así tenemos en la provincia de Lima, habría que ver lo que viene sucediendo en el interior del país.

Pero más allá del tema policial y fiscal, que está muy bien destacar, habría que analizar las causas por las cuales los ciudadanos eligen a gente de dudosos antecedentes. En algunos casos podría ser que los implicados se mostraron como santas palomas y que la gente cayó redondita, pero ya se han dado situaciones como las de Áncash, Tumbes y Huaraz, en que se dio poder a quienes ya tenían hasta sentencias por corrupción, como el huaracino Waldo Ríos, hoy preso.

Es bueno exigir un eficiente trabajo al sistema judicial contra las autoridades corruptas, pero sería mejor que los ciudadanos elijan con mayor información y responsabilidad para evitar fiascos como los que vemos por estos días. Estamos en año de comicios locales y lo visto en los últimos días en Santa Rosa y Villa María, sumado a los casos anteriores, debería llevar a una gran autocrítica y reflexión a quienes suelen dar poder y autoridad a gente al menos dudosa.

tags