Opinión

Tres semanas

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

19 de Noviembre del 2018 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

Estamos a menos de tres semanas del referéndum que con gran entusiasmo ha promovido el presidente Martín Vizcarra para poner en marcha reformas políticas y electorales, y sería bueno preguntarnos hasta qué punto la población está informada sobre las materias de las consultas, que implicarían cambios profundos, pues no todo es levantarse temprano el domingo 9 de diciembre, ir a cumplir con la convocatoria, marcar cualquier cosa y evitar la multa.

Sin duda estamos en una coyuntura política complicada que mantiene a la mayoría de peruanos distraídos. El pasado mes de octubre tuvimos elecciones regionales y municipales, así como la anulación del indulto a Alberto Fujimori y el doble arresto de su hija Keiko, todo eso mientras las divisiones entre los peruanos se han acentuado y ha surgido un gran debate sobre la detención preventiva y las acciones emprendidas por el Poder Judicial y el Ministerio Público.

Se entiende también que el Poder Ejecutivo tenga dificultades para promover la consulta convocada, debido a que su debilitada bandada parlamentaria opina diferente a lo que promueve el propio jefe de Estado. Recordemos que mientras el grupo oficialista aprobó la propuesta de la bicameralidad, días después el presidente Vizcarra dijo que estaba en contra y que votaría por el rechazo de su aprobación tal como había sido fijada por el Congreso.

No obstante, los días han pasado, tenemos la consulta popular a la vuelta de la esquina y estoy convencido de que la mayoría de gente, especialmente en el interior del país, no tiene la menor idea del significado de la reforma del fenecido Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), de lo que implica el control a los aportes a las campañas o la bicameralidad. Quizá la única que esté clara sea la pregunta relacionada a la reelección de los congresistas.

Sacar a la gente a decidir en un referéndum sin haber brindado la data necesaria es una tremenda irresponsabilidad, pues estamos hablando de reformas importantes. Dudo que en tres semanas se pueda informar de manera adecuada a la mayoría de peruanos sobre el fondo de la consulta. Pero algo hay que hacer. Si no se hace este trabajo, el perjuicio puede ser muy grande, no para el presidente Vizcarra, que dejará el cargo en menos de tres años, sino para el país.

tags