Opinión

Trujillo de Haya y de Alva

COLUMNA: Renato Sandoval González

02 de Marzo del 2018 - 07:00 Renato Sandoval

La Libertad es una región que vio nacer a numerosos intelectuales: Víctor Raúl Haya de la Torre en política y César Vallejo en poesía son los más ilustres y respetados personajes. Sin embargo, de aquí a un tiempo, solo se percibe una especie de maldición que mancha la honra de sus habitantes.

Trujillo, capital de la región, pasó de ser catalogada “Ciudad de la Eterna Primavera” a “ciudad de la eterna balacera”, cuna de sicarios, extorsionadores y escenario perfecto para el lavado de activos. Es caricaturizada y ridiculizada por los medios nacionales como un mal ejemplo del desarrollo económico y social.

Ahora hablar de Trujillo es conocer a Flor Luna Victoria, la jefa de Sunedu a quien le han pedido su renuncia por haber plagiado textos de investigación, y a Luis Alva Castro, acusado por Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en el país, de haber recibido 200,000 dólares para la campaña presidencial de Alan García.

Además, el congresista aprista Elías Rodríguez, trujillano que fuera investigado, procesado y limpiado por haber presentado un proyecto de ley fotocopiado. Así como César Acuña, el defenestrado excandidato a la Presidencia de la República que formó su imperio educativo y político (APP) en esta tierra.

No menos preponderante fue la situación de la trujillana Tula Benites, quien fue desaforada del Parlamento tras revelarse que contaba con un trabajador fantasma -luego enjuició y ganó-. Ni qué decir del inefable liberteño Michael Urtecho, quien en silla de ruedas parecía llevarse el dinero de sus empleados del Hemiciclo.

Hasta Orlando Velásquez, exrector de la U. Nacional de Trujillo, tiene investigaciones pendientes y es ahora el jefe máximo del Consejo Nacional de la Magistratura. Aunque no nació aquí, se formó profesionalmente, igual que el sullanero Enrique Mendoza, ministro de Justicia, y el piurano Francisco Távara, exjefe del Jurado Nacional de Elecciones.

¿Y cómo olvidar a los procesados por lavado de activos producto del narcotráfico? Los Sánchez Paredes, la millonaria familia del ande liberteño que está en juicio por, presuntamente, haber amasado su fortuna con dinero del fallecido narco Perciles. Mejor, dejamos la lista.

tags