Opinión

Un centro de apoyo que cumple en favor de las agredidas

COLUMNA: Héctor Mayhuire Rodríguez

09 de Julio del 2018 - 07:00 Héctor Mayhuire R.

En menos de dos meses se registraron dos hechos que conmocionaron a todos. Usaron fuego para acabar con la vida de dos mujeres. Primero, Eyvi Ágreda y ayer en la mañana Juanita Mendoza, quien pese a luchar en los últimos días su cuerpo no resistió a las serias heridas que tenía. Muy terrible.

Sobre este tema se ha escrito y opinado mucho, empero las agresiones en contra de mujeres no cesan y solo queda incidir en las campañas de concientización del respeto de los derechos de las personas, para que de manera oportuna las víctimas puedan formular las denuncias en instituciones donde realmente encuentren a profesionales orientadores.

Por eso, es destacable el trabajo que realiza el Centro de Servicio de Prevención, Atención y Protección a Mujeres Víctimas de la Violencia Familiar en Hunter, que está funcionando desde hace cuatro meses y medio. En este tiempo, acompañó a 142 agredidas.

Aquí el personal brinda soporte emocional y legal desde las audiencias, cuando les otorgan las medidas de protección y su posterior cumplimiento.

Además, tiene como objetivo la rehabilitación y fortalecimiento para que puedan independizarse económicamente y no depender de sus agresores.

Es un trabajo que poco a poco va teniendo los primeros resultados y con ello de a poquitos se ayuda en la lucha contra la violencia familiar, sobre todo brindando apoyo a quienes sufren por los golpes. Este centro, que tiene el apoyo de la Asociación de Damas del Poder Judicial y que fue promovido por la actual administración municipal de Hunter en Arequipa, es un ejemplo de cómo se tiene que apoyar a las víctimas de la violencia y sería bueno que se replique en otros lugares.

tags