Opinión

Un espejismo

Edwin Donayre, quien sigue en funciones y cobrando su sueldo cuando debería estar preso

29 de Septiembre del 2018 - 07:25 IVÁN SLOCOVICH PARDO

La lavada de cara que en la madrugada de ayer ha dado el Congreso de mayoría fujimorista al suspendido vocal supremo César Hinostroza, y a cuatro exintegrantes del eliminado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), nos muestra una vez más que el antejuicio de que gozan algunos altos funcionarios públicos no es más que un blindaje que impide actuar a la justicia como lo hace, con sus defectos y virtudes, con el resto de ciudadanos.

Ya vimos salvarse al congresista Richard Acuña de ser procesado por falsificar firmas. Irónico y risible que ahora tenga la frescura de criticar públicamente a los fujimoristas por excluir a Hinostroza de la organización “Los Cuellos Blancos del Puerto”. También tenemos a otro legislador de su mismo partido, Edwin Donayre, quien sigue en funciones y cobrando su sueldo cuando debería estar preso por un escandaloso robo de gasolina en el Ejército. Cuenta con una sentencia vigente.

Ahora, tenemos que gracias al blindaje que también da el Congreso a jueces y fiscales supremos y exmiembros del CNM, el fujimorismo, por razones que en su momento tendrá que explicarle al país, está permitiendo a Hinostroza y a los exconsejeros Iván Noguera, Orlando Velásquez, Guido Aguila y Julio Gutiérrez, ser procesados solo por delitos ínfimos y no por todo aquello que consideraba el Ministerio Público.

Los que no gozaban de blindaje constitucional ya están presos. Ahí está el impresentable de Walter Ríos y compañía, pero los demás fueron salvados y no podrán ser tratados igual que el resto. Se trata de una corona que ahora hace parecer que todo el asco que hemos conocido los peruanos en los últimos meses, a través de los audios, no fue más que un espejismo, porque para los congresistas fujimoristas acá no ha pasado nada.

Con esta decisión, el Congreso y el fujimorismo, además de Juan Sheput, recordado defensor de Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, están acentuando su descrédito ante los ojos de los peruanos al hacernos ver que la figura de la inmunidad para altos funcionarios se sigue usando para salvarlos de ser tratados como el resto de ciudadanos. La lista es larga y llama a la indignación que por ahora se traduce en las encuestas.

tags