Opinión

Un exceso

COLUMNA: IVÁN SLOCOVICH

23 de Agosto del 2019 - 07:30 IVÁN SLOCOVICH PARDO

El Poder Judicial debería hoy rechazar el pedido del fiscal José Domingo Pérez de cambiar el arresto domiciliario que pesa sobre el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, para enviarlo a un penal a fin de que cumpla su detención preventiva por sus evidentes nexos con los brasileños de Odebrecht, tras recibir en su casa la visita de tres congresistas, entre ellos la vicepresidenta Mercedes Aráoz, con los que guarda una prolongada amistad.

Si hay excesos en los pedidos del fiscal Pérez y el Equipo Especial que comanda Rafael Vela, es el Poder Judicial el llamado a poner freno y aplicar la cuota de ecuanimidad y mesura a fin de evitar que la justicia que todos reclamamos para los que han incurrido en actos de corrupción se convierta en un instrumento de venganza política o personal. No olvidemos las cadenas y grilletes que llevaron a la Clínica Angloamericana apenas se dictó el arresto del expresidente Kuczynski.

En esta columna he señalado desde un primer momento que existen muchos indicios que apuntan a que PPK actuó indebidamente e hizo negocios con Odebrecht cuando fue ministro del prófugo Alejandro Toledo. También que su permanencia en Palacio de Gobierno era insostenible. Sin embargo, eso de mandarlo a la cárcel por reunirse con Aráoz, Carlos Bruce y Gilbert Violeta, como antes lo hizo con el propio presidente Vizcarra, no tiene sentido.

Además, si vamos más allá y vemos lo que sucede con el siempre díscolo Antauro Humala, quien pasa sus días de reclusión por homicidio y secuestro de policías, entre otros delitos, en un cómodo penal construido para él en una instalación militar cuando su hermano era presidente, no veo por qué ahora nuestro sistema judicial tendría que mandar a una cárcel a Kuczynski por recibir la visita hasta del propio presidente Vizcarra.

La justicia tiene que actuar, pero sin ensañamiento y con equidad, especialmente cuando no existe una sentencia de por medio y el procesado presenta un delicado cuadro de salud, como es el caso de PPK. No debe existir un peruano que no quiera que se sancione a los corruptos y sinvergüenzas implicados en el escándalo “Lava Jato”. Sin embargo, los excesos no llevan a nada. Es labor del Poder Judicial poner coto a los fiscales que, en este caso, sin duda se están excediendo.

tags