Opinión

Un gran paso del grupo de Lima

COLUMNA: EDITORIAL

15 de Febrero del 2018 - 07:30 Editorial

La visita de Nicolás Maduro a la VIII Cumbre de las Américas, que se realizará en nuestra capital en abril próximo, ha sido rechazada por el gobierno peruano. Los miembros del Grupo de Lima, compuesto por cancilleres de 14 países de América, respaldaron esta decisión. Por lo tanto, la presencia en el Perú del presidente de Venezuela ya no será bienvenida.

Se trata de una respuesta contundente contra el autoritarismo de Maduro y la secuela de tropelías contra la democracia en el hermano país. Es también una acción determinante en un momento en que algunos gobernantes, líderes políticos y congresistas defienden al presidente venezolano más de lo que deberían, le perdonan cosas que no deberían y le disimulan atropellos y matonerías.

Lo que sucede en Venezuela es una concreta demostración del avasallamiento de la institucionalidad, con una elección presidencial adelantada donde la oposición no puede participar por estar inhabilitada, exiliada o presa, dejando de esta manera al sucesor de Hugo Chávez solo en su camino a la continuidad de su mandato en un país que se desangra día a día.

El Grupo de Lima ha sido claro en este punto y ha expresado que las elecciones que ha convocado unilateralmente Maduro no serán un proceso justo, libre, transparente y democrático.

Esperamos que en un tiempo cercano Venezuela supere esta situación de crisis y esta realidad tan precaria en la que miles de personas están en riesgo de morir por falta de medicamentos. Todo dependerá también de la solidaridad de los países americanos, y lo del Grupo de Lima es un gran paso.

tags