Opinión

Un nuevo escándalo en el Congreso

COLUMNA: EDITORIAL

15 de Marzo del 2019 - 07:30 Editorial

Es casi recurrente que nuestros congresistas se hagan notar más por los escándalos que por elaborar proyectos de interés nacional. Al parecer, todos hacen méritos para que el índice de popularidad del Legislativo sea cada vez más negativo. Cuando todo parecía indicar que la denuncia por acoso en contra del parlamentario Yonhy Lescano continuaría generando repercusión, ahora el cobro de algunos parlamentarios de 2 mil 800 soles por semana de representación, pese a que estaban en otros lugares menos en sus regiones, ha generado un nuevo capítulo de descrédito del Congreso de la República.

Hasta hace pocos días se pensaba que eran seis los parlamentarios que estaban involucrados en este supuesto cobro irregular, pero ahora según una denuncia del parlamentario Jorge Castro, son once legisladores más los que han desnaturalizado esta norma, que para Kenji Fujimori es un aumento “asolapado”.

En ese sentido, ahora se puede conocer que presuntamente la mayoría de bancadas está involucrada en este tema. Y las reacciones de los mismos parlamentarios han echado más leña al fuego. Por ejemplo, Mercedes Aráoz le ha dicho ignorante al denunciante Jorge Castro. “Ahora si él recibió doble es otro problema”, añadió. En tanto, el aludido respondió: “La señora Aráoz nos ha lanzado infinidad de injurias y es lamentable. Quieren proteger la corrupción”.

Ante este bochornoso suceso, el Ministerio Público debe seguir haciendo su tarea. Este escándalo no se debe solucionar ‘devolviendo la plata’ como planteó una legisladora, sino sancionando a los responsables con todo el rigor de la ley.

tags