Opinión

Un voto crítico con el Gobierno: “Sí-sí, no-no”

Tan fundamentales eran estas reformas para la institucionalidad política y la indesmayable lucha contra la corrupción

05 de Diciembre del 2018 - 01:35 Francisco Cohello

A cuatro días del referéndum, es un buen momento para recordar cómo a poco del 28 de julio el presidente Martín Vizcarra se colgó forzadamente del desprestigio del Congreso, encarnado en Fuerza Popular, para plantear reformas que luego abandonó a su suerte cuando sus objetivos se habían posicionado entre las cifras de las encuestas. Sus propuestas para la consulta popular fueron parte de una jugada populista e incongruente con la atmósfera de un gobierno que buscaba marcar una diferencia de gestión amparada en la transparencia, la ética y la honestidad. Ahora es tan elocuente lo poco que le interesa al Gobierno este referéndum, extraído como un truco de magia por debajo de la manga, que no promovió ninguna campaña de orientación, no invirtió en publicidad y ni siquiera exhortó a sus ministros a que difundan su importancia. Tan fundamentales eran estas reformas para la institucionalidad política y la indesmayable lucha contra la corrupción, que no hemos visto un solo afiche, un spot o un jingle radial que instruya al elector. Hoy, no obstante, la prudencia debe ganar el ánimo del ciudadano. Actuar con la misma superficialidad del Gobierno no es lo aconsejable para un país que no puede desperdiciar tiempo y dinero en una elección a la que habrá que salvar del fracaso. Por eso voy a decir que “sí” a la Junta Nacional de Justicia (JNJ) y a la regulación del financiamiento de organizaciones políticas, pero “no” a la reelección inmediata y a la bicameralidad. El Gobierno debe aprender a ser coherente con sus políticas y entender que las cifras de las urnas pueden ser diferentes que las de las encuestas. 

tags