Opinión

Una forma de vida

Columna de José Antonio Bragayrac

07 de Enero del 2018 - 07:12 José Antonio Bragayrac

Jugar a la epopeya no debería ser un acto rutinario. Así como apelar a la garra no puede ser el fundamento principal para tentar un campeonato. ¿Qué acredita la posibilidad del éxito ahora con un plantel desguarnecido cuando con uno construido sobre figuras descollantes apenas pudo competir y nada más? La “U” hoy tiene más problemas que jugadores: incapaz de fichar, incapaz de renovar, incapaz de pagar el sueldo de diciembre, incapaz de poner a Juan Vargas desde el inicio en la pretemporada, incapaz de retener al goleador Luis Tejada e incapaz de resolver en buenos términos la disputa millonaria con la marca que hasta hace semanas los vestía. Y ahí -como pobrecito- está Pedro Troglio, intentando menguar tanta tragedia con una sonrisa, buscando con una actitud de elogio un planteamiento, un sistema, una buena charla técnica para con su jovencito plantel; cuando lo que necesita realmente es un acto de magia.Ayer arribó Luis Tejada a la capital y no tuvo el menor reparo en dejar en jaque a la administración crema. Denunció que la renovación no se dio por un maltrato a su persona más que por un acuerdo económico. “Que se pongan los pantalones y digan por qué no me quisieron”, espetó el panameño, dejando en tela de juicio nuevamente el actuar de una administración temporal que parece no contar entre sus hazañas ningún acierto y, peor aún, con la duda de que las deudas de los merengues pueden estar aumentando día a día en lugar de que se reduzcan. Habrá parecido que hay buena voluntad y amor incondicional a los colores del club, seguramente, pero en términos deportivos ha sido un desastre por dónde se analice.El 2017, con el plantel lleno de figuras, apenas concluyeron quintos en el acumulado y dejaron para la historia una vergonzosa eliminación en Copa Libertadores. Nadie se va acordar de la paupérrima actuación que tuvieron contra Capiatá de Paraguay en Lima. Y aún así, advirtiendo el panorama, dejaron ir a mitad de año a jugadores que algo podría agobiar este 2018, como es el caso de Hernán Rengifo, y acumularon fichajes inexplicables como el del artillero Daniel Chávez, quien lleva seis goles en los últimos dos años como profesional.

tags

    Más de José Antonio Bragayrac