Opinión

Una vía que era necesaria en el cañón de Cotahuasi

COLUMNA: Héctor Mayhuire Rodríguez

03 de Septiembre del 2018 - 07:00 Héctor Mayhuire R.

Huaynacotas es uno de los distritos más alejados de Arequipa y se ubica en la provincia de La Unión en la frontera con Ayacucho, Apurímac y Cusco. Los caminos carrozables que existen en la zona son peligrosos por la geografía y la variedad de pisos que van de los 2600 a 4600 metros sobre el nivel del mar, que le permite tener una importante actividad productiva que van desde frutales, productos de panllevar y la crianza de ganado, en especial camélidos andinos.

En 1994 recibió el título de “Capital turística de la provincia de La Unión” por los atractivos naturales con que cuenta, como los baños de Luicho, la laguna de Huanzococha, bosques de retamas, puyas de Raimondi y otros.

A pesar de estos atractivos, su población y autoridades por años reclamaron que la actual trocha que une los pueblos de la margen izquierda del cañón de Cotahuasi sea asfaltada para beneficiar a los más de tres mil pobladores y así puedan sacar más rápidamente la diversidad de productos que hay. Además, se active el turismo para ayudarlos a salir de la situación de pobreza en que se encuentran.

El último viernes fue especial para los lugareños, quienes vieron posible el inicio de ese sueño al colocar la primera piedra para el asfalto de esta vía vecinal de 20 kilómetros, que demanda una inversión de 11 millones de soles.

La alegría era desbordante entre los pobladores que también festejaban a su patrona Santa Rosa de Lima.

La obra ayudará a La Unión, la misma que sigue esperando nuevos proyectos como su hospital que en breve de concluirse.

El asfaltado de la vía debe ejecutarse en los tiempos previstos y ojalá no sea objeto de imprevistos y postergaciones, como ocurren con tantos proyectos en la región.

tags