Opinión

Venezuela y Perú

COLUMNA: LUIS ALFONSO MOREY

15 de Febrero del 2018 - 07:00 Luis Alfonso Morey

Ha hecho bien el Gobierno del Perú al expresar que el dictador Maduro no es bienvenido. Su participación en la VIII Cumbre de las Américas atentaba contra los principios democráticos de la Declaración de Quebec. Y es que la situación en Venezuela es muy compleja y no se prevén elecciones libres y transparentes en abril.

Es hora no solo de expresar nuestra solidaridad con el pueblo venezolano, sino de levantar nuestra voz de protesta contra un régimen que violenta todos los preceptos democráticos y que está destruyendo ese país.

Mientras tanto, en el Perú la ceguera de parte del establishment y la irresponsabilidad de los gremios y de la encuestocracia hacen que se siga promoviendo mediáticamente a los Fujimori y a Julio Guzmán como las principales “alternativas” a lo que se tiene hoy como gobierno, cuando un sector importante de la población en realidad está harto y desea que se vayan todos y que el modelo económico cambie radicalmente. Ello porque ha quedado en evidencia que un conglomerado mafioso y mercantilista ha tenido demasiada injerencia en los asuntos de Estado. Por demasiado tiempo se han privilegiado negocios particulares a costa del Estado, y eso ha prostituido el modelo de una economía libre. El principal cuestionamiento a PPK es que se le acusa de haber formado parte de ese grupo que se benefició a costa del Estado. El gran reto para lograr el desarrollo es forjar una economía verdaderamente libre y competitiva, no una mercantilista y corrupta.

tags