Opinión

Verdad y renovación

¿Debe ser vacado PPK? En APP creemos que sí

17 de Diciembre del 2017 - 07:37 Rolando Breña Pantoja

Richard Acuña

Debemos reconocer, a la luz de los hechos y en busca de la gobernabilidad del país, que en Alianza Para el Progreso (APP) nos equivocamos al apoyar al aún presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK). Lo hicimos en la línea de conducta y acción que caracteriza a APP: la búsqueda del bien del país. La búsqueda de soluciones para los problemas reales de todos los peruanos -pésima gestión de la salud y educación públicas, la inseguridad que nos amenaza todos los días y el desempleo juvenil- nos llevó a respaldarlo en segunda vuelta. Pero PPK mintió. Por esto, somos los más preocupados en que la verdad salga a luz. Que el Presidente de la República deje de contarnos medias verdades, que deje de saltar de una versión a otra según le apriete la soga y dosificando su ¿sinceramiento? según suene la música, que a estas alturas ya suena a marcha fúnebre. ¿Puede, debe, alguien que juega con la verdad acomodándola a sus intereses y proyectos conducir los destinos de más de 30 millones de peruanos? Esa es la pregunta que debemos hacernos. ¿Debe ser vacado PPK? En APP creemos que sí. Pero respetando totalmente, sin trampas y cumpliendo todos sus plazos máximos el debido proceso. Dándole la oportunidad a PPK de defenderse ante el país entero, sin ficciones, sin novelas trágicas, solo con la verdad, y demostrar que no ha mentido. De lo contrario, que se vaya. No veamos en lo que nos sucede actualmente una tragedia, sino una nueva oportunidad de cambiar el curso de la historia y dejar atrás de una vez por todas las historias de corrupción, malos gobiernos y gobernantes mentirosos que nos desencantan, frustran y dañan el presente y futuro de nuestras familias. No más sobrepoder que quiere arrasar con la institucionalidad en el país, atacando al Ministerio Público, al Tribunal Constitucional y a todo al que sienta incómodo, utilizando incluso comisiones congresales, como “Lava Jato”, para exculpar a sus líderes y lideresas. No más Ecotevas. No más Madre Mía y financiamientos de campaña con dineros corruptos que compran conciencias (y sobre todo obras). No más “Castillos de Arena” ni siglas AG emparentadas con oscuras licitaciones.

tags