Opinión

Violencia en los escenarios deportivos

​Ha muerto el comandante PNP Edwin Francisco Jiménez Navarro (45) tras ser atacado hace tres semanas en el último clásico del fútbol entre Alianza Lima y Universitario de Deportes

02 de Septiembre del 2018 - 12:34 Editorial

Ha muerto el comandante PNP Edwin Francisco Jiménez Navarro (45) tras ser atacado hace tres semanas en el último clásico del fútbol entre Alianza Lima y Universitario de Deportes, donde una turba de barristas lo agredió y empujó.

¿Quién responde por la vida de este oficial? Interrogante que se formula su familia y el país en general, cansado de tanta violencia existente, en especial en espectáculos deportivos donde desadaptados escondidos bajo el calificativo de barristas cometen excesos tanto en el interior como en el exterior de los escenarios.

Años atrás, la violencia en estadios del mundo, en especial en Europa, era frecuente, e incluso los hooligans (hinchas británicos de comportamiento violento) comenzaron a ser erradicados con sanciones drásticas, prohibiendo su ingreso, enviándolos a prisión y haciéndoles pagar fuertes multas. Las agresiones disminuyeron, y la seguridad y el control para el ingreso de aficionados fueron más estrictos, pues los revoltosos y desadaptados eran identificados y arrestados.

A ello se suma la inversión en cámaras de vigilancia en los estadios para detectar a los violentistas.

La muerte del oficial Jiménez Navarro reabre de nuevo el debate sobre las medidas y controles de seguridad que requieren adoptarse, además de la responsabilidad de los clubes que participan en estos torneos.

Seguridad es lo que se demanda en cada escenario donde acuda buen número de espectadores, pues la integridad de las personas no puede estar en riesgo por estos violentistas.

tags