Opinión

VIVI en el Palacio

COLUMNA: RENATO SANDOVAL

21 de Mayo del 2018 - 07:30 Renato Sandoval

CQue David Tuesta, el ministro de Economía y Finanzas, haya propuesto ampliar la base tributaria recortando las exoneraciones del Impuesto a la Renta contra quienes menos ganan y que el premier César Villanueva le enmiende la plana, confirma que el presidente Martín Vizcarra no tiene ni idea de cómo obtener más fondos o que retrocede según la tribuna.

Confirma también su respuesta en una entrevista en CNN, cuando le preguntaron sobre cómo reactivar la economía en un país acostumbrado a crecer sobre el 5% anual. El Mandatario dijo que le encargaba esa tarea al titular de Economía, o sea al mismo Tuesta, que hoy le ha jalado la alfombra.

Es bien sano que el jefe de Estado no politice al MEF. Mientras más alejado esté de ese portafolio, habrá más garantías para continuar con el modelo económico que nos ha sacado del atraso en las últimas décadas. No obstante, tampoco puede dar carta libre al ministro y luego pasarle corrector en público, porque a este último no le gustó alguna medida.

El manejo económico del país debe recaer sobre los técnicos, pero el Ejecutivo no tiene que perder de vista los planes para la reactivación de las finanzas, ni tratar de desconocerlos luego cuando estos no logren popularidad. Y parece que esto último está ocurriendo con la dupla VIVI (Vizcarra y Villanueva), que en Palacio aplica el termómetro público antes de recular sobre alguna decisión.

Tuesta no ha renunciado como lo hizo Villanueva en su momento, cuando Nadine Heredia lo desautorizó como premier del humalismo al poner en agenda el aumento salarial. Y sabrá que enmendar la plana en público tiene un costo político y social. Este último, precisamente, es darle a la opinión pública señales de un Ejecutivo sin control sobre sus altos funcionarios, ni conocimiento de cómo gestionar un país. 

tags