Opinión

Vuelve el centralismo en Salud

Columna: EDITORIAL

08 de Noviembre del 2017 - 07:30 Editorial

El ministro de Salud, Fernando D’Alessio, ha anunciado un proyecto de ley para que en las regiones dicho sector vuelva a ser administrado por su cartera. Sería un duro revés al proceso de descentralización, por lo que habría que analizar si no tiene otro remedio que cohesione al país en vez de dividirlo.

En una entrevista con El Comercio, el ministro indicó que “muchos hospitales tienen carencias, no manejan bien las cosas”, por lo que ofrece como solución un proyecto de ley para revertir las facultades de los gobiernos regionales hacia el Ministerio de Salud (Minsa), lo que incluye la designación de directores de los hospitales en provincias.

Con esta propuesta, los gobiernos regionales serían una mesa de partes y dejarían de ser los responsables de transmitir las políticas nacionales de salud. Las gerencias o direcciones regionales serían manejadas a control remoto desde Lima, lo que no garantiza que el centralismo vuelva a cometer el error de la burocratización en un servicio que urge celeridad en la atención.

Es importante que el ministro D’Alessio analice el panorama sobre los problemas que originan la mala atención en los nosocomios del interior y de la capital del país. Por ejemplo, la dirección encargada de la compra de medicamentos sigue controlada por Lima, mientras las provincias padecen por el desabastecimiento de algunos fármacos.

A veces no se trata de nombres en cuanto al tratamiento de la salud de los ciudadanos, sino de implantar una política nacional sobre el sector. Tampoco decimos que los gobiernos regionales sean totalmente eficientes. Estos politizan el sector en vez de apelar a la meritocracia. Pero creemos que si Salud vuelve a ser gerenciada por el Minsa, puede haber un cortocircuito con las administraciones subnacionales. El más perjudicado puede ser el ciudadano. 

tags