Opinión

WIKIPEDIA A OSCURAS

COLUMNA: MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ MACKAY

05 de Julio del 2018 - 07:00 Miguel Ángel Rodríguez Mackay

Desde ayer y hasta hoy, Wikipedia, la más visitada de las páginas digitales de las redes sociales en el mundo y que fuera creada por Jimmy Wales y Larry Sanger en EE.UU., ha paralizado su servicio. Los millones de usuarios en el planeta, en más de 298 idiomas, nos hemos percatado de que la medida se debe a una protesta porque precisamente hoy, jueves 5 de julio, el Parlamento Europeo votará si procede o no un conjunto de reformas a la ley sobre derechos de autor, que en buen romance significará medidas restrictivas al uso de la información que ha sido colgada en Wikipedia. Para muchos constituye una serie amenaza a la libertad del conocimiento y más si la cuestionada probable medida ha sido soltada y desarrollada en una Europa, que más bien se había mostrado consistente con sus bondades en los últimos años.

Muchos se quejan de que la información en Wikipedia no es correcta -eso es verdad pero parcialmente-; sin embargo, gran parte de los visitantes están pegados a ella. Aunque la información, entonces, puede tener errores, queda claro que obtenerla en tiempo real es el mayor acierto de Wikipedia. Y lo es porque nunca jamás en la historia del conocimiento se había logrado, es decir, conocerla en tiempo real, a la medida de los grandes procesos de información que existe en el mundo, donde quien la cuenta antes podrá llevar adelante sus estrategias. Los chicos en casa, que ayer tuvieron tarea para hoy en el colegio, han sentido el impacto de esta ausencia temporal de Wikipedia en las redes sociales. Aunque prefiero que busquen un libro en la biblioteca y que hacerlo puede significar un mayor esfuerzo -al cual no están acostumbrados- debemos reconocer que la velocidad con que obtenemos la información por Wikipedia siempre será mayor a la que podamos conseguir por el método tradicional, con la única diferencia que esta búsqueda termina siendo más completa y certera.

El Parlamento Europeo debería evaluar la realidad del acceso al conocimiento en nuestro hemisferio y en otras latitudes. Las medidas restrictivas ofenden a la globalización de la que los propios europeos tanto se han beneficiado.   

tags