Opinión

¿Y los fiscales superiores?

COLUMNA: Renato Sandoval González

11 de Enero del 2019 - 07:00 Renato Sandoval

Escucho los vaivenes del fiscal supremo Pedro Chávarry y no puedo evitar preguntarme cómo habrá actuado cuando tenía un menor rango, cómo habrá planteado o defendido sus investigaciones. El hombre no tiene un planteamiento firme: un día habla con cólera y al otro día se desdice. ¿Cómo se le llama a eso? Inestabilidad.

Su temperamento lo traiciona, saca a relucir su ramplona conducta y dispara contra quien suele criticarlo. De esta manera pudo defenderse de las masivas marchas ciudadanas que pedían su alejamiento de la Fiscalía de la Nación y de cualquier cargo en el Ministerio Público.

Ahora, ya más desgastado mentalmente, Chávarry dice en una entrevista en Canal N que estuvo con la cabeza caliente producto de la situación. “Errar es humano. Estuve con la calentura de los problemas que se venían presentando. Las marchas definitivamente son un derecho ciudadano y hubo una ligereza de mi parte; aunque hay un sector que es contratado, hay ciudadanos que pueden discrepar conmigo y pueden salir a reclamar”, expresó.

Por eso es que no entiendo cómo actuaba de fiscal superior, supremo y de la Nación. ¿Tomaba decisiones según su estado de ánimo? ¿Defendía al Estado si se encontraba en un aparente estado catatónico? ¡Qué peligro había sido este magistrado!

También creo que su presencia en el Ministerio Público está con las horas contadas. Es un peligro para la Nación, un mono con metralleta, un magistrado que no garantiza su conducta funcional.

Esta manera de actuar debe ser analizada por la junta de fiscales supremos, mientras los representantes de las juntas de fiscales superiores del país deberían emitir un pronunciamiento firme. No pueden seguir mirando el techo. Es una vergüenza.

Si yo tuviera un jefe desequilibrado, solo lo aceptaría si fuera un genio. Y Chávarry está lejos de este calificativo. ¿Qué percepción puede tener la ciudadanía sobre un fiscal supremo de este calibre? ¿Cómo va a actuar cuando tenga que defender los intereses públicos? La duda siempre estará presente.

tags