Opinión

Yo amo a mi papi

​Los enfrentamientos entre Keiko y Kenji Fujimori van a tener un desenlace que pondrá a uno de ellos como líder de la organización fujimorista. Hay quienes sostienen que Kenji planea darle un golpe de Estado a su hermana para asumir la conducción de esa organización política. Hay quienes sostienen que se escindirá el partido entre “albertistas”, “kenjistas” y “keikistas” y que el fraccionamiento los terminará debilitando.

29 de Junio del 2017 - 07:00 Luis Alfonso Morey

Los enfrentamientos entre Keiko y Kenji Fujimori van a tener un desenlace que pondrá a uno de ellos como líder de la organización fujimorista. Hay quienes sostienen que Kenji planea darle un golpe de Estado a su hermana para asumir la conducción de esa organización política. Hay quienes sostienen que se escindirá el partido entre “albertistas”, “kenjistas” y “keikistas” y que el fraccionamiento los terminará debilitando.

Una experta internacional en temas políticos me explicaba su tesis: Keiko estaría por cosechar lo que ha sembrado. Su poco interés en liberar a su padre o su deseo de que permanezca donde está -para mantener su poder y asegurar su liderazgo- le costaría muy caro. Según la experta, el principal tema de la agenda política para un partido cuyo líder está privado de su libertad y que cuenta con las herramientas para lograr su liberación debió haber sido desde el primer día conseguir la libertad del expresidente. No hacerlo sería una demostración de ingratitud y de soberbia, me dijo.

No se entiende que pudiendo liberarlo prefiriese mantenerlo encarcelado. De ahí que la postura de Kenji tenga más sentido para la población. La gratitud que siente el pueblo por Alberto Fujimori es lo que hizo que primero Keiko y luego Kenji lleguen al Congreso, y es lo que ha permitido aglutinar a los fujimoristas en torno a Fuerza Popular. Los hijos tienen la fuerza política que hoy detentan gracias a su esfuerzo, pero esencialmente gracias a lo que hizo su padre en más de 10 años de gobierno. Si no solucionan sus diferencias pronto, Keiko se convertirá en la nueva Lourdes Flores.

tags