Javier Arroyo: “El futuro de la educación pasa por la personalización”

El especialista considera que Perú se encuentra en la carrera por mejorar la educación de los niños
Javier Arroyo: “El futuro de la educación pasa por la personalización”

Javier Arroyo: “El futuro de la educación pasa por la personalización”

07 de Noviembre del 2017 - 11:00 » Textos: Marjorie Aguilar Toledo » Fotos: Piero Vargas

Tabla de multiplicar, fracciones y divisiones son palabras que resultan tediosas para una gran cantidad de niños en los colegios. En razón a ello, Javier Arroyo, cofundador de Smartick, una plataforma que ayuda a los niños de 4 a 14 años a aprender “las matemáticas necesarias”, nos cuenta un poco más de esta herramienta complementaria y los resultados a nivel mundial.

Tengo entendido que desean aplicar algunos planes pilotos para ingresar en las escuelas... 

Ciertamente. Sin embargo, he de aclarar que nosotros nos enfocamos en un público de alumnos particulares más que nacionales, ya que no pretendemos suplir el curso de matemáticas de la currícula, sino ser un extra a sus estudios regulares. En el caso de Perú, el tema de la educación es delicado, pero en los últimos años viene demostrando que desea ser parte del cambio y eso lo podemos ver en los resultados de las pruebas PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes). Si bien los países latinoamericanos han estado en la cola y Perú se encontraba en el penúltimo puesto, ahora ha subido de un puesto 72 al 61. Es el país que más ha subido en el último informe.

Ahora último hemos sido testigos del interés de la población por una educación de calidad en nuestro país, ¿esta ha sido otra razón por la cual han escogido Perú? 

Efectivamente. En la vida hay que ser muy autocrítico con su trabajo, el tema de las evaluaciones para los profesores por ejemplo. Desde mi punto de vista, es vital evaluarse para mejorar, tanto si el Estado lo pide o por voluntad propia. Uno como individuo no puede cambiar las políticas del gobierno, pero si comienza a realizarlo por cuenta propia, al final el más ágil es uno mismo. No hay que esperar que cambie la dinámica de las leyes para avanzar.

Además de cursos en línea y aplicaciones especiales, ¿qué aporte nuevo brinda la tecnología en la educación mundial?

En las escuelas tradicionales a nivel global se maneja un programa estándar. Se sabe que cada niño procesa la información de manera distinta, por ello no tiene valor seguir con esa estructura vertical. Los profesores, en un lapso de tiempo corto, tratan de hacer lo mejor para impartir sus enseñanzas, pero no es suficiente. Sin embargo, la tecnología ya solucionó esto con la inteligencia artificial. Si las escuelas aplican este modelo, el paradigma de la educación revolucionaría llegando al punto de brindar el conocimiento necesario para cada uno, atacando sus puntos débiles para reforzarlos.

¿Esto reemplazaría la labor del maestro?

Jamás. Otras plataformas, al igual que la nuestra, no están para tomar el papel del profesor, sino para agregarle un valor a su enseñanza y ahorrarle tiempo en cuestión de reforzamiento de los alumnos.

Quince minutos es el tiempo que ustedes proponen para aprender diariamente, ¿este número lo han considerado por el tema de la procrastinación (postergación de los deberes)? 

Por estudios, hemos considerado que quince minutos es el tiempo ideal para mantener la concentración, ya que garantiza un aprendizaje muy serio. Sin embargo, el tema de postergar las tarea por hacer algo más divertido está fuera de nuestro control. Nosotros recomendamos que los padres dejen solo a sus hijos mientras están en la plataforma, pero si antes de iniciar no han tomado conciencia en que es poco el tiempo que necesitan invertir, no podemos hacer nada.

Los pilares de la educación son la capacidad matemática y lingüística, ¿cómo cubren la segunda? 

En las escuelas, los problemas típicos son con enunciado, un pequeño texto donde te dicen qué hacer. Lo que nosotros hacemos es incluir en ese enunciado un montón de datos, relevantes e innecesarios, para que de esta manera el niño entienda lo que lee y luego haga el ejercicio. Hemos visto grandes resultados en nuestros usuarios porque han demostrado una mejora en su nivel de comprensión lectora.

¿Cómo funciona esta startup con los niños que sufren déficit de atención?

El futuro de la educación pasa por la personalización. Con la inteligencia artificial que utilizamos podemos saber el comportamiento del usuario. En base a este resultado, los ejercicios y niveles que brindamos varían y se adaptan al perfil del estudiante.

DATO

Javier Arroyo. Cofundador de smartick. Es Licenciado en Economía y tiene un MBA por la École de Commerce Solvay. Además, cuenta con 15 años de experiencia profesional en 10 países con diversas startups.

1 año aproxima-damente tiene Smartick en nuestro país.

93% de los niños mejora su capacidad de cálculo, lógica y razona-miento.

3000 niños utilizaron Smartick el último año en Perú.