Asesinan a estibador en bus de transporte público

Todo apunta a que la víctima fue ultimada a balazos por miembros de una de las mafias de construcción civil que operan en el primer puerto.

12 de Noviembre del 2014 - 12:38 » Textos: Omar Herrera » Fotos: Gonzalo Córdova

Delante de su esposa e hijo, un joven estibador fue asesinado por dos sicarios al interior de un bus de transporte público, en el Callao. Todo apunta a que la víctima fue ultimada a balazos por miembros de una de las mafias de construcción civil que operan en el primer puerto.

ACRIBILLADO. Eran las diez de la noche del martes cuando Alexander Omar Rosado Carbajal (24), su esposa y su hija de apenas un año y medio, abordaron el bus de matrícula T7C-761, a fin de trasladarse a su domicilio, en la urbanización Ciudadela Chalaca. Apenas habían avanzado unos metros, cuando cerca del cruce de la calle Chota con la avenida Gambetta, dos sujetos vestidos como trabajadores de limpieza subieron al mismo vehículo, desatando un impresionante baño de sangre.

Con la más absoluta sangre fría y sin importarle que la víctima estaba acompañado de su joven familia, le dispararon ocho veces en distintas partes del cuerpo, dejándolo moribundo en uno de los asientos posteriores del bus de la empresa de transportes Almirante Miguel Grau, que cubre la ruta Callao-Ate.

Una vez cumplido su cometido, los sicarios bajaron a la carrera del vehículo y escaparon con rumbo desconocido, no sin antes ser reconocidos por la esposa de la víctima, quien los identificó como "Árabe" y "Chino", dos sujetos de mal vivir dedicados al cobro de cupos en la zona de Corongo.

FRENTE A LA COMISARÍA. Preso de los nervios, el chofer del bus, identificado como Andy Alberto Batuco, manejó con dirección a la comisaría de Ramón Castilla, donde la víctima finalmente dejó de existir. 

Increíblemente, el cuerpo permaneció sentado en el bus por casi dos horas, tras lo cual -y debido a la presión de los familiares-, fue trasladado al interior de la comisaría, donde se le practicaron los exámenes de ley antes de ser trasladado a la morgue del Callao.

"Mi hermano tenía problemas con la gente de construcción civil de Corongo y Atalaya. Hace una semana lo detuvieron injustificadamente y un efectivo policial le advirtió que estaba pedido; es decir, la policía sabía que en cualquier momento lo iban a matar y no hicieron nada. Exigimos que se investigue a esos malos policías, que saben perfectamente quienes son los cabecillas de estas bandas y se hacen de la vista gorda", explicó Sara Rosado, hermana del occiso, cuyos restos serán velados en su vivienda ubicada en la Urb. Ciudadela Chalaca Mz. P Lt. 12, Callao.

NOTAS RELACIONADAS:

Mujer muere tras ser acuchillada por su yerno en Ate

Balacera en Pueblo Libre: Cambista mató a ladrón que le robó 10 mil dólares

Lo más leído