Dos firmas venezolanas le envían dinero a esposa de Ollanta Humala

Dos firmas venezolanas le envían dinero a esposa de Ollanta Humala

Dos firmas venezolanas le envían dinero a esposa de Ollanta Humala

23 de Octubre del 2014 - 11:55 » Textos: Epensa

ÓSCAR LIBÓN
UNIDAD DE INVESTIGACIÓN
Los primeros indicios sobre los vínculos venezolanos de Ollanta Humala surgieron durante la campaña electoral del 2006, cuando esta Casa Editora reveló que el entonces candidato presidencial realizó varios viajes a Caracas en los meses previos al lanzamiento oficial de su postulación.
Aparte de las arengas televisadas del Hugo Chávez a favor de Humala, en Lima se especulaba sobre un posible financiamiento llanero a la candidatura del ex comandante del Ejército para fomentar la expansión "chavista" en Latinoamérica.
Al respecto, cada uno, por separado, ha negado varias veces la existencia de algún tipo de "petrofinanciación" o una posible injerencia venezolana en el Perú.

EL RASTRO. Sin embargo, algunas pistas encontradas en las operaciones bancarias efectuadas en los últimos tres años por Nadine Heredia Alarcón, esposa de Ollanta Humala, apuntan a que la colaboración desde Caracas no se habría limitado al "apoyo moral" y a muestras públicas de simpatía.
Esto explicaría el origen de los cada vez más notorios signos exteriores de riqueza del militar en retiro, que no trabaja y se dedica únicamente a preparar su candidatura para el 2011.
Según reportes de un banco local, Nadine Heredia ha recibido transferencias de dinero de por lo menos dos compañías venezolanas: The Daily Journal (el Daily) y Venezolana de Valores (Veneval).
En la documentación, a la que accedió Correo, se señala que la cónyuge de Ollanta Humala percibe US$ 4 mil mensuales, por supuestos servicios de "comunicadora social", de parte del Daily, un periódico caraqueño editado en inglés que habría dejado de circular el 18 de noviembre del año pasado.
Entre otros documentos que sustentaban sus ingresos económicos, Nadine Heredia presentó su contrato con aquella empresa periodística venezolana ante la entidad bancaria con el fin de acceder a un crédito hipotecario de US$ 100 mil, el cual fue aprobado. Como se sabe, ella compró un inmueble de unos US$ 160 mil en San Borja, hace menos de dos años, y precisamente financió parte de esa adquisición con el referido préstamo.

EL "INVERSIONISTA". El Daily tiene como presidente del directorio a Julio Augusto López Enríquez, cuyos padres son peruanos. López, junto a otros inversionistas de ese país, adquirió la mencionada compañía el 1 de marzo del 2006, cinco semanas antes de las elecciones generales en el Perú. Se dice que el desembolso fue de US$ 1 millón.
Aquel diario, fundado en Caracas en 1946, era considerado el periódico en inglés más completo y profesional de América Latina, sobre todo por su independencia editorial. Allí se "foguearon" los más destacados corresponsales extranjeros.
No obstante, su ocaso empezó cuando fue vendido al grupo liderado por López. Desde aquel momento, la posición independiente del Daily se extinguió y se volvió "chavista".
"Ese respeto que incitaba el diario se perdió para siempre. Cualquiera que sean las razones de la decisión del The Daily Journal de abandonar su independencia y alinearse con el gobierno de Chávez, (...) nunca será visto como un periódico con credibilidad", sostuvo el periodista británico John Sweeney en su artículo "La muerte del Daily".
En los círculos periodísticos de Caracas, Julio Augusto López es considerado uno de los integrantes de la llamada "boliburguesía", es decir personas que se enriquecieron con el régimen "bolivariano" de Chávez, que se inició en febrero de 1999.
Periodistas venezolanos, consultados por Correo, manifestaron que López es un empresario que tiene negocios con militares del "chavismo", de donde provendrían sus millonarios fondos. Esta versión indica que sus principales "socios" serían el general retirado Jorge Luis García Carneiro, ex ministro y actual alcalde del estado Vargas; y el general Clíver Alcalá Cordones, comandante de la 41ª Brigada Blindada y Guarnición Militar de Valencia, Carabobo. El primero fue fundamental para que Hugo Chávez volviera a la presidencia en abril del 2002, cuando éste fue derrocado temporalmente.
Y en el 2006, Julio Augusto López estuvo en el Perú apoyando abiertamente al entonces candidato Ollanta Humala. Todo indica que no se trató de una simple coincidencia.

Lo más leído