"El ciclismo es un deporte que cura y previene enfermedades"

Antonio Ardiles Sáenz (74) sostiene que el valor benéfico de la actividad ciclística es ampliamente reconocido y puede ser experimentado directamente por cualquiera que practique dicha actividad. “Este deporte me salvó de la muerte, en varias oportunidades ayudó a mejorar mi salud", manifestó Ardiles.
"El ciclismo es un deporte que cura y previene enfermedades"

"El ciclismo es un deporte que cura y previene enfermedades"

02 de Diciembre del 2015 - 09:26 » Textos: Edgar Falcón » Fotos: Edgar Falcón

El valor benéfico de la actividad ciclística es ampliamente reconocido y puede ser experimentado directamente por cualquiera que practique dicha actividad, sostiene el ciclista Antonio Ardiles Sáenz (74). “Este deporte me salvó de la muerte, en varias oportunidades ayudó a mejorar mi salud, me curó de los problemas en los huesos y sin duda fue una pieza clave en mi recuperación de un derrame cerebral que sufrí hace varios años”, manifestó Ardiles.

El ciclismo es clasificado como una actividad deportiva de tipo predominantemente aeróbico, de resistencia, que compromete altamente al sistema cardiocirculatorio, respiratorio y a numerosas zonas musculares. La práctica de este deporte permite obtener mejoras típicas de los deportes de resistencia: Eficiencia cardiaca que se manifiesta en cada latido (el corazón bombea una mayor cantidad de sangre), capacidad respiratoria (mejora el intercambio de oxígeno en los alvéolos pulmonares), eficiencia muscular (en los músculos comprometidos aumenta la vascularización y mejora la capacidad de extracción de oxígeno de la sangre y de uso de los carbohidratos.

La práctica regular del ciclismo conlleva además a un mejor control de la presión arterial, de la glicemia, del colesterol y del peso corporal, con beneficios demostrados para la prevención y el control de patologías, tales como la hipertensión, enfermedades cardiovasculares isquémicas, diabetes, obesidad, sostiene Ardiles Sáenz, añadiendo que lleva 60 años practicando este deporte.

¿Cómo empiezas en el ciclismo? 

Uffff, todo es un juego, desde los 14 años. Yo trabajaba en el Callao y vivía en Barranco, me iba en bici de ida y vuelta. Al ver que mi vecinos utilizaban la bicicleta decidí comprarme una y desde ahí nunca la dejé. Es mi fiel compañera, ojo te hablo de los años cincuenta.

Tengo otras movilidades, pero casi ni las utilizo, la bicicleta es parte de mi vida, gracias ella tengo buena salud.

¿Cómo llegas a Huánuco?

Por trabajo, laboré en el aeropuerto como radio operador cerca de 15 años y en la municipalidad de Huánuco 31 años y siempre me movilicé en bicicleta.

¿Qué mensaje le podrías dar a la juventud?

Que dejen los juegos electrónicos y que salgan a las calles a practicar deporte. El sedentarismo afecta la salud y eso hace la modernidad con los juegos de video. Los muchachitos ya no salen a las calles, ahora se divierten de manera virtual y eso no es bueno para la salud.

¿Cuántos kilómetros has recorrido?

Me he dado la vuelta al mundo hermano. Todos lo días uso mi máquina, a Huánuco llegué en 1970 y ya tenía miles de kilómetros de recorrido en Lima. Por eso gozo de buena salud a mi edad, llevó más de medio siglo montado en una bicicleta.

¿Existe apoyo de las autoridades para impulsar el deporte? 

Es poco, me parece que no existe una cultura que apoye el fomento de las disciplinas deportivas. Pero el fin de semana el alcalde Aníbal Solórzano impulsó esta gran bicicleteada “Pedalea a fondo” y eso es bueno.