Indígenas acusan a sacerdote de azuzar a pobladores

Dicen que nativos son víctimas de persecución si es que no se unen a paralización contra empresa

22 de Octubre del 2014 - 03:37 » Textos: Jacob Reyes

La Asociación Regional de Pueblos Indígenas de la Selva Central (ARPI-SC) denunció públicamente que el párroco de Pichanaki, Ricardo García, azuza a la población de esta zona para acatar un paro bajo el pretexto de la defensa del medio ambiente, también los insta a atacar a los indígenas que rechazan a los manifestantes.

En un documento dirigido al obispo de San Ramón, al arzobispo de Lima y al Nuncio Apostólico, indican que García insta a "los rencores y enfrentamientos entre la población indígena y los colonos andinos" que habitan en esta jurisdicción.

Advierten, además, que desde hace meses el religioso difama a los pueblos indígenas de la Selva Central, así como a sus dirigentes y organizaciones.

Refieren que existen denuncias públicas de madres de familia que dan cuenta de que el sacerdote ha llegado a pedir que los niños salgan de las aulas y vayan a las calles para defender sus propósitos.

La ARPI-SC aseveró que el frente de defensa ambiental que García ha formado está integrado por varios exreos, uno de ellos es Carlos Chavarria quien participó del "Andahuaylazo" que cobró la vida de dos policías.

"A los indígenas que le hemos pedido en varias ocasiones dejar de usar nuestro nombre y de utilizarnos para sus propios intereses nos llama engañados, manipulados. Sus amigos (...) nos llaman traidores, ignorantes y vendidos", añadió.

En la misiva, la asociación indígena señala que gente cercana al párroco persiguió a un asháninka que no se plegaba al paro en la comunidad nativa de Bajo Aldea, y al no atraparlo lanzaron piedras a las viviendas y amenazaron con quemarlas.

Lo más leído