Movilización contra Tía María arranca con violencia y vandalismo

Vías hacia Cusco y Puno fueron bloqueadas con rocas y llantas por manifestantes en contra de proyecto minero, mientras que locales comerciales sufrieron serios daños.
Movilización contra Tía María arranca con violencia y vandalismo

Movilización contra Tía María arranca con violencia y vandalismo

06 de Agosto del 2019 - 07:27 » Textos: Juan José Gómez (jjgomez@grupoepensa.pe)

Con actos de vandalismo y violencia en las principales avenidas de la ciudad de Arequipa, comenzó ayer el primer día del paro indefinido convocado por gremios sindicales que se oponen a la entrega de la licencia de construcción del proyecto minero Tía María, otorgada a la empresa Southern Perú.

La jornada estuvo marcada por desmanes de los manifestantes en plena Ciudad Blanca, el bloqueo con piedras y palos de la carretera que une a Arequipa con las regiones de Cusco y Puno, así como el ataque a unidades de transportes, tiendas comerciales y pequeños negocios.

Intransigencia

Durante las primeras horas del día, decenas de vehículos quedaron varados a la altura del kilómetro 966 de la Panamericana Sur, cerca del distrito arequipeño de La Joya.

Ante ello, cientos de pasajeros, que partieron de Cusco y Puno con destino a Arequipa, Moquegua y Tacna, fueron afectados por el bloqueo de la vía, que fue cubierta con rocas, llantas, troncos y piquetes de manifestantes, quienes amenazaban con atacar a cualquier vehículo que intentaba continuar su trayecto.

Padres con hijos en brazos y maletas caminaron por la carretera Arequipa-Yura, así como la avenida Aviación.

“Hemos venido con la familia para visitar a mis padres y pasar las fiestas de Arequipa. Ahora tenemos que caminar por esta huelga. Su reclamo puede ser justo, pero nos perjudican a los que viajamos”, dijo uno de los afectados.

En tanto, los trabajadores de diferentes empresas e instituciones también caminaron hacia el centro de Arequipa desde los diferentes distritos como Cerro Colorado, Paucarpata, Miraflores, Socabaya, Mariano Melgar, José Luis Bustamante y Rivero, debido a la falta de vehículos de servicio urbano, cuyos conductores dejaron de trabajar por temor a ser atacados por los protestantes.

Durante los bloqueos, las personas no solo dejaron llantas y piedras para obstruir las calles, sino gran cantidad de basura y hasta quemaron contenedores de esos residuos.

Los manifestantes también obligaron a cerrar los negocios de la av. Mariscal Castilla, Ejército, Aviación, Kennedy, Jesús, Goyeneche y otras principales vías de comercio con ataques a las galerías. En algunos casos rompieron vidrios, arrojaron piedras y hasta agredieron a los administradores de pequeños negocios.

Rechazo

El congresista Jorge del Castillo (APRA) resaltó que el Mandatario ha caído preso de sus propias palabras, pues en la víspera, en alusión al referéndum por el adelanto de elecciones que promueve, pidió no tenerle miedo al pueblo y escuchar su voz frente a la crisis política.

“Ese es el peligro de hacer caso a lo que pide la calle”, comentó el legislador aprista.

Por su parte, Lourdes Alcorta (FP) cuestionó la ausencia del Presidente en Arequipa.

“¿Por qué el presidente Vizcarra le tiene miedo al pueblo? Porque en vez de ir a los Panamericanos y subirse al carro de los ganadores, debió y debe ir a Arequipa. ¿O le tiene miedo al pueblo?”, se preguntó con ironía.

En tanto, el analista Fernando Rospigliosi destacó que esta ola de violencia es la “respuesta” que obtuvo el Presidente por “tratar de quedar bien con los radicales, arrodillándose ante ellos”.

Hasta la legisladora oficialista Ana Choquehuaca se pronunció al respecto e informó que dirigió un documento al premier Salvador del Solar para que en el marco de la Constitución y la ley garantice la seguridad de los pobladores frente a los disturbios y las acciones vandálicas.

Al respecto, la Sociedad Nacional de Industrias (SNI) envió un comunicado expresando su condena a todo acto de violencia, así como la falta de respeto al presidente de la República.

“SNI invoca al pueblo arequipeño que es hora de ponerse de pie para defender no solo la integridad de sus ciudadanos, sino de quienes visitan esta hermosa ciudad”, señalaron.

En evaluación. Por su parte, el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, señaló que la licencia otorgada al proyecto minero Tía María podría paralizarse o incluso revocarse si prosperaran algunos de los recursos administrativos presentados por las autoridades regionales de Arequipa.

“Se han impulsado por las autoridades de la región Arequipa tres procedimientos administrativos. Si algunos de ellos prosperaran y encuentran una deficiencia en el seguimiento al marco normativo, definitivamente esto puede paralizarse o revocarse inclusive”, indicó a Ideeleradio.

Antauro

Por su parte, el vicegobernador de Arequipa, Walter Gutiérrez, dijo que su posición frente al tema de Tía María es la promoción del diálogo y a favor de la inversión.

“Creemos que un país necesita de inversiones y capitales foráneos”, sostuvo la autoridad. Gutiérrez se mostró en contra de ello y discrepó con el propio gobernador de su región, Elmer Cáceres Llica.

Gutiérrez reveló ayer que Cáceres Llica mantendría comunicación constante con Antauro Humala, preso en el penal Virgen de la Merced y que ejerce influencia sobre el gobernador de Arequipa.

Lo más leído