Ocho años y 11 meses de cárcel para exfiscal mixto en Apurímac

​Aceptó todos los cargos en Apurímac
Ocho años y 11 meses de cárcel para exfiscal mixto en Apurímac

Ocho años y 11 meses de cárcel para exfiscal mixto en Apurímac

04 de Agosto del 2015 - 11:38 » Textos: Paul Pilco » Fotos: Correo Cusco

 A ocho años y once meses de cárcel efectiva y al pago de una reparación civil de 12 mil nuevos soles fue sentenciado el exfiscal adjunto de la Fiscalía Provincial Mixta de Antabamba, Wilber Sauñe Ríos, por la Sala Penal de Apelaciones de Apurímac.

La lectura de sentencia se realizó ayer poco antes del mediodía y luego que el imputado reconociera durante el juicio oral todos los cargos, acogiéndose a la conclusión anticipada, poniendo fin a un largo proceso que se inicio en el 2009.

Sauñe Ríos fue hallado responsable por los delitos de concusión y cohecho pasivo específico, razón por la cual también fue inhabilitado por dos años y tres meses para ejercer cargos en la administración pública.

De acuerdo a la parte considerativa de la sentencia, el procesado admitió que obligó a los mineros artesanales de Ayahuay y Pachaconas para que le entreguen diversas sumas de dinero bajo amenaza de no dejarlos trabajar en caso de negarse.

Asimismo, exigió a varios mineros como -es el caso de Benjamín Chalco Concha- que le entregue US $2,000, de lo contrario, sería empapelado y procesado; o solicitando que depositen en su cuenta personal sumas de dinero para proyectar resoluciones a fin de archivar en forma definitiva denuncias existentes contra mineros ilegales por tenencia ilegal de explosivos, entre otros hechos cuestionables más.

“Imponer al sentenciado Wilber Sauñe Ríos, ocho años con once meses (8 años y 11 meses) de pena de libertad efectiva, que deberá cumplirlo en el establecimiento penal que determine la dirección del ramo, pena que vencerá el dos de julio del años dos mil veinticuatro!, precisa la decisión judicial que corre en el expediente Nº 00160-2014-84-0301-SP-PE-01, respectivamente.

Cabe precisar que Sauñe Ríos fue detenido durante la lectura de sentencia y posteriormente trasladado al penal de Abancay.