Procesados por corrupción y amigos de sentenciados postulan a la región Áncash

Especialista señala que ningún candidato reúne las condiciones para ser gobernador, pues solo responden a intereses en la gestión de obras y los ingresos públicos
Procesados por corrupción y amigos de sentenciados postulan a la región Áncash

Procesados por corrupción y amigos de sentenciados postulan a la región Áncash

01 de Julio del 2018 - 16:15 » Textos: Joselyn Levizaca jlevizaca@grupoepensa.pe

En cuatro años, tres gobernadores de la región Áncash fueron recluidos en centros penitenciarios por distintos delitos. El primero en purgar condena fue César Álvarez Aguilar por el caso “La Centralita” y otras acusaciones. Después le siguió Waldo Ríos, quien fue condenado a cinco años por irregularidades en una obra pública que realizó cuando era alcalde de Huaraz. Por último, el vicegobernador de Ríos, Eduardo Vargas, fue encarcelado por mentir en su hoja de vida.

Pese a estos antecedentes, existen candidatos al sillón regional y consejeros que tienen vínculos con los exgobernadores encarcelados, mientras que otros fueron procesados por delitos de corrupción e, incluso, hay quienes tienen demandas admitidas por alimentos.

PROCESADOS Y DEMANDADOS

Por el partido Restauración Nacional postulará el candidato Juan Calderón Altamirano, quien cumplió prisión preventiva por el sonado caso “La Centralita”. La Fiscalía ha solicitado 11 años de prisión para Juan Calderón por el delito de asociación ilícita para delinquir. Además, el candidato ha declarado en su hoja de vida que tiene una demanda por alimentos que ha sido declarada fundada en parte por el Juzgado de Paz Letrado de Nuevo Chimbote, en el 2003.

En esa misma línea se encuentra la candidata por el Movimiento Político Río Santa Caudaloso, Victoria Espinoza García, quien afronta acusaciones fiscales por presuntos delitos de corrupción. Uno de los más sonados es el caso de los “semáforos inteligentes”, por el que se pide cuatro años y 10 meses de cárcel para ella. También afronta una investigación por el delito de lavado de activos. Sin embargo, eso no es todo. En la lista de Espinoza García figura como consejero regional el expresidente regional Zenón Ayala, exmilitante del movimiento regional de César Álvarez, Cuenta Conmigo.

Otro exconsejero de la gestión de César Álvarez que busca la reelección es Martín Espinal Reyes, del partido Siempre Unidos. El Ministerio Público ha presentado una acusación en su contra por el delito de asociación ilícita en el caso “La Centralita” y solicita para él 15 años de cárcel.

Por otro lado, están aquellos candidatos que tienen demandas ante juzgados por obligación de alimentos, según declararon en sus hojas de vidas. Por ejemplo: Yamil Encarnación Valverde, del partido Siempre Unidos, debe realizar un pago por régimen alimentario en mérito a una demanda. El candidato a gobernador del Movimiento Áncash a la Obra, Jesús Rodríguez Fuentes, informó que en el 2006 se declaró fundada una demanda por alimentos en su contra. En estos líos judiciales también figura el candidato de Somos Perú, Juan Murillo Ulloa, quien recibió una pena suspendida por libramiento de cobro indebido, de parte del 23 Juzgado Penal de Lima. Murillo también tiene una demanda alimentaria y por violencia familiar en el Juzgado de Paz Letrado.

MUCHOS INTERESES

Para el especialista en temas electorales Julio César Castiglioni, los candidatos al sillón regional de Áncash no presentan las condiciones necesarias para poder dirigir una de las gobernaturas más ricas del país por el canon minero.

“No veo a una persona que tenga capacidad de liderazgo, que tenga visión o rasgos de estadista, que tenga capacidad organizativa, que tenga estructura, que tenga un partido bien organizado para tener su soporte en los momentos más difíciles, ni que conozca la gestión pública del gobierno regional”, mencionó.

A diferencia de otras regiones, Áncash es una de las jurisdicciones con mayor número de listas inscritas. Respecto a ello, el también abogado señaló que esta demanda responde a intereses que existen sobre la gestión en obras y el ingreso del canon minero.

“Las obras se las reparten. ¿Cómo? Se las asignan a un determinado consejero y algunas quedan para el gobernador regional. El consejero consigue o lleva a su constructor y de ahí saca el 10% o 15% de la obra. De esa manera, compran a los consejeros regionales y el gobernador se enriquece en Áncash. El negocio está en las obras, y de las obras que se le asigna a una provincia, el porcentaje es para ese consejero”, dijo.

Precisó que la presencia de muchos candidatos con denuncias, procesos o investigaciones se debe a la falta de una mayor rigurosidad por parte de los entes electorales al momento de admitir una lista.

“Hoy, cualquier aventurero se presenta a las elecciones en el país. Los comicios son simplemente la opción de los desocupados o de la gente que quiere enriquecerse a costa del dinero público”, concluyó.

Cambios

“Candidatos deberían tener militancia política”

El abogado Julio Castiglioni dijo que la Ley de Organizaciones Políticas debería tener como requisito que los postulantes a los gobiernos locales y regionales tengan uno y dos años, respectivamente, de militancia en sus partidos. Esto permitiría que los candidatos conozcan la doctrina, ideología y el plan de gobierno en la región, provincia o distrito al que postula.

Desayunos de Correo

El Bocón en Vivo

Lo más leído