Cancelan viaje a China de congresistas en Semana de Representación

San Isidro: Marcas desatan balacera para robar $20 mil

Centro financiero vivió minutos de terror. Asalto se produjo cuando empresario iba a realizar un pago dentro de restaurante. Ahora está desaparecido.

29 de Junio del 2016 - 08:15 » Textos: REDACCIÓN | Correo

El accionar de la delincuencia sigue sin tener límites. El centro financiero de San Isidro fue escenario ayer de un gran robo, a plena luz del día, dentro de un negocio lleno de comensales.

Un empresario, identificado como Félix John Chávez Macedo, fue asaltado por al menos cinco pistoleros encapuchados dentro de un restaurante ubicado en la cuadra 29 de la avenida República del Panamá.

El agraviado fue golpeado y amenazado con arma de fuego al promediar el mediodía dentro del restaurante “Esquina 29”, donde estaba reunido con un coronel identificado como Leonardo Cabarozzi, a quien al parecer debía entregarle 20 mil dólares.

Este fue el dinero que los encapuchados robaron.

La seguridad personal de Chávez Macedo intercambió una serie de disparos con los ladrones, pero estos lograron huir en dos autos con lunas oscuras, uno de ellos un Audi de color negro.

Tomaron rumbo hacia la Vía Expresa, arteria de la ciudad que está siendo usada por los marcas para sus escapes y que a esa hora se encuentra abarrotada de vehículos.

Rara circunstancia. “No pasaron ni dos minutos de que se sentaron a la mesa, cuando los ladrones los atacaron”, dijo una vendedora de golosinas del lugar, que presenció el hecho. El referido restaurante albergaba al menos a 30 comensales. Ninguno de ellos resultó herido.

“A los pocos minutos los ladrones gritaron ‘todos al suelo’ y al verlos con armas nos pusimos a buen resguardo”, relató la propietaria del negocio, Griselda Prado.

Fuentes policiales indicaron a Correo que minutos antes del asalto, Chávez retiró los 20 mil dólares de una agencia bancaria ubicada en la avenida República de Panamá, a una cuadra del restaurante. Aunque estaba acompañado por Cabarozzi, evitó darle el dinero ahí mismo, y lo llevó al restaurante sin motivo aparente.

Los agentes y testigos señalaron que aunque había mucho espacio dentro del negocio, ambos ocuparon una mesa que estaba fuera del local, solo protegida por pequeñas mamparas.

“Tras el robo, Chávez Macedo desapareció sin dejar rastros. Aunque perdió una fuerte suma de dinero, no se presentó a la comisaría del distrito para asentar la denuncia. Ambos volvieron al banco para protegerse, pero Chávez desapareció”, dijo un agente PNP.

Seguridad. Comensales que estuvieron presentes en el robo y trabajadores de la zona financiera pidieron a la Policía Nacional que despliegue efectivos en torno a los edificios y locales donde a diario realizan sus labores. Reclamaron que no solo el Callao necesita ser protegido y que los policías deben regresar a los distritos a los cuales pertenecen. “Ya no estamos seguros en ningún lugar”, exclamó indignada la ciudadana Rosa Echevarría, trabajadora de la zona.

Muchos pidieron la presencia de patrulleros en el Zanjón para evitar los delitos.

Lo más leído