Una escultura en museo de Ayacucho desata polémica

Vocera de las víctimas del terrorismo asegura que legisladores desconocen la realidad de los años 80
Una escultura en museo de Ayacucho desata polémica

Una escultura en museo de Ayacucho desata polémica

06 de Abril del 2015 - 13:00 » Textos: G. Anaya » Fotos: Difusión

Polémica ha generado una escultura que se exhibe en el Museo de la Memoria de Ayacucho, la que, a juicio de políticos de distintas bancadas, perjudica la imagen de los militares.

Se trata de una pieza de arte ayacuchana en la que aparece un militar golpeando a una mujer campesina. La escultura es vista por cientos de personas al día en Ayacucho.

Para el legislador fujimorista Carlos Tubino, la obra no refleja la realidad de lo que sucedió en la época terrorista.

"“Esa imagen muestra a las Fuerzas Armadas como violadora de los derechos de los campesinos; es una imagen muy dura y fuerte que no merece estar ahí ni se exhibida”", sostuvo el legislador.

SESGO. En esa misma línea, Carlos Tubino sostuvo que la exposición de la escultura en el Museo de la Memoria de Ayacucho demuestra un evidente sesgo político.

"“Censuro que se coloque este tipo de imagen; eso no le hace bien a la reconciliación del país”", declaró.

El fujimorista Carlos Tubino lamentó que este tipo de situaciones se produzcan en el interior del país y espera que la misma escultura no sea exhibida en el Museo de la Memoria de Lima.

UN LADO. A juicio del congresista peruposibilista y presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Daniel Mora, la obra solo muestra el problema visto de un solo lado, pero no toda la realidad.

"“Parece que no saben que las fuerzas del orden combatieron al terrorismo y lucharon por un gobierno democrático. Estos actos dejan mal parado al Ejército”", explicó el legislador chakano.

En otro momento, Mora lamentó que el hecho de que se hayan producido “excesos” por parte de las Fuerzas Armadas, no significa que se pueda caricaturizar a los miembros del Ejército y pintarlos como malos.

“Es una burla contra todos los militares que defendieron al país del terrorismo de Sendero Luminoso (SL) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA)”, declaró a Correo.

CARNE PROPIA. La Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú (Anfasep) es la institución que administra el Museo de la Memoria de Ayacucho.

Su presidenta, Adelina García, declaró que la imagen cuestionada forma parte de una realidad que no se puede olvidar y que fue vivida por muchos ayacuchanos.

"“Nosotros hemos vivido en carne propia lo que refleja la escultura. Los militares, cuando entraban a las casas, no respetaban a las mujeres ni ancianos. Eso no se puede olvidar ni borrar”", afirmó.

García sostuvo que el propio presidente Ollanta Humala fue uno de los que vivió esa experiencia, y dijo esperar que respete la exposición.

“Humala sabe en su conciencia su pasado. Ellos (los militares) quieren ocultar hechos que violaron nuestros derechos humanos”, manifestó.

La presidenta de Anfasep señaló que de ninguna manera van a dejar de exponer esa escultura, y menos ocultar algo que se vivió en el país y que pretenden negar los militares.

"“Es la memoria de lo que sucedió en el país. No se está insultando a nadie. No estamos de acuerdo con que se pretenda retirarlo”", indicó.

ARREMETE. En otro momento, Adelina García sostuvo que muchos legisladores cuestionan la exposición porque no vivieron la época del terrorismo y menos cómo se comportaban los militares con los campesinos.

“"Nosotros vivimos la violencia. Como ellos (los congresistas) solo paran en Lima y muchos de los que tienen dinero se fueron del país, desconocen lo que sucedió en su momento. Hoy hablan porque ya regresaron y tienen un cargo”", expresó.

Agregó que tiene toda la libertad de expresión y el derecho de colocar la escultura, que para ellos refleja lo sucedido en los años ochenta.

“"Somos libres de difundir una realidad que no se puede borrar porque los congresistas lo piden. No se puede permitir que se repita"”, subrayó.

Agregó que cualquier misiva que llegue del Congreso será respondida por su institución y todas las organizaciones que la apoyan.

"“Vamos a responder al Congreso y nos defenderemos ante cualquier ataque”", declaró.

Finalmente, dijo que los cuestionamientos les dan más fuerzas para seguir con las exposiciones.

Lo más leído