Hay 9 mil viviendas tugurizadas en el Cercado de Lima

Los predios presentan una serie de riesgos, como rajaduras, grietas, humedad y viejas instalaciones
Hay 9 mil viviendas tugurizadas en el Cercado de Lima

La antigüedad de las casas es un peligro

23 de Febrero del 2018 - 08:24 » Textos: Redacción Correo » Fotos: Giuliano Buiklece

Miles de vecinos en el Cercado de Lima duermen bajo el peligro. Muros con grietas o rajaduras, alto índice de humedad, derrumbes parciales e instalaciones de luz, agua y desagüe deteriorados.

Según el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), así lucen unas 9 mil viviendas tugurizadas en el centro de la capital, muchas de las cuales han resistido el furor del tiempo y ahora se encuentran a punto de colapsar. Alrededor de 142 mil habitantes están expuestos a este peligro.

Entre los sectores de alto riesgo y propensos a eventuales derrumbes figuran los jirones Carabaya, Áncash, Cangallo y Angaraes; así como el sector de Barrios Altos, con las avenidas Abancay, Dávalos, Grau y Amazonas. Un dato preocupante es que el 30% de las viviendas en alto riesgo presenta problemas de humedad y filtraciones.

El Cercado de Lima también alberga unos 897 predios de mediano riesgo y 1737 de bajo riesgo. Las primeras se caracterizan por presentar pandeos, humedad y instalaciones básicas en mal estado. Las de bajo riesgo, el 90% de sus bases registra humedad.

Otro problema es que el 40% de viviendas presenta cableado aéreo sin tubería de protección y sobrecarga, lo que puede generar accidentes.

Los planes 

La Municipalidad de Lima, a través del Programa Municipal para la Recuperación del Centro Histórico de Lima (ProLima), lleva adelante una iniciativa que busca poner en valor 21 fachadas y balcones, de importantes inmuebles de Barrios Altos y el Damero de Pizarro. En el caso de los predios y viviendas vulnerables se viene notificando, a través de sus propietarios, sobre el peligro y las medidas que pueden adoptar para paliar esta situación.

CIFRA 

5 sectores de predios tugurizados tiene La Victoria. Uno de ellos es el jirón Bausate y Meza.

Al detalle. Más del 50% de las viviendas tugurizadas son ocupadas por arrendatarios. El resto, por el mismo propietario o con autorización.