YouTube: El preciso momento en que sicarios matan a comensales en conocida pollería (VIDEO)

Camino al hospital San Juan Bautista murieron Cristian Cirilo Alegre Rivera (32), quien era dueño de una cadena de funerarias, y Rafael Vidal Ramos Trinidad (37), un trabajador de Odebrecht. Al primero le cayó un balazo en la espalda y al segundo en el pecho y el vientre.
YouTube: El preciso momento en que sicarios matan a comensales en conocida pollería (VIDEO)

YouTube: El preciso momento en que sicarios matan a comensales en conocida pollería (VIDEO)

25 de Diciembre del 2015 - 15:05 » Textos: Diario Ojo » Fotos: Diario Ojo

Cuando un grupo de escolares disfrutaba de un alegre homenaje por haber culminado con éxito el año académico degustando un delicioso pollito a la brasa, junto a sus padres y amigos, dos sicarios ingresaron al local y uno de ellos disparó a quemarropa a sus progenitores que comían con ellos, en la pollería Roky’s, ubicada a dos cuadras de la Plaza de Armas de Huaral.

Camino al hospital San Juan Bautista murieron Cristian Cirilo Alegre Rivera (32), quien era dueño de una cadena de funerarias, y Rafael Vidal Ramos Trinidad (37), un trabajador de Odebrecht. Al primero le cayó un balazo en la espalda y al segundo en el pecho y el vientre.

TODO ESTÁ GRABADO. En las imágenes de la cámara de seguridad del local se ve que el primero, de camisa blanca, cae al piso con el disparo inicial. El segundo, de polo rojo, recibe al menos tres tiros en el pecho y se desploma. El asesino, de polo blanco con gorro, tras disparar a ambos hombres sale de inmediato. El otro sicario, de polera roja, hacía de campana cerca a la puerta, saca su arma y amenaza a otros comensales.

En la balacera resultaron heridas Irma Esperanza Carrero Vallejos (45) (esposa de Cristan Alegre), Rosa Sánchez Pupuche (31) y Verónica Uribe Miyashiro (38). Ellas fueron internadas con graves heridas de bala.

INFIERNO. Cuando los más pequeños se entretenían en los juegos del establecimiento, al promediar las 20:45 horas del miércoles, los sicarios, de unos 20 años de edad, ingresan y se dirigen a las mesas 20 y 21, que ocupaban los infortunados hombres y les descerrajaron varios tiros a poca distancia. Las balas rozaron las cabezas de otros comensales, entre ellos niños, jóvenes y mujeres. “Una bala pasó raspando la cabeza de un niño de cinco años, que trató de escapar de su madre al escuchar los disparos. Se salvó de milagro”, narró un testigo del hecho.

El ataque duró apenas unos segundos, pues los asesinos salieron raudos y escaparon en una moto negra que los esperaba en la calle. Un tercer sujeto con casco los esperaba en el exterior.

Recibía amenazas. El móvil de este nuevo hecho de sangre en el norte chico es un ajuste de cuentas, según la Policía, porque no robaron nada de dinero del establecimiento, ni a los comensales.

Es más, los propios familiares de Christian Cirilo Alegre Rivera, una de las víctimas, dijeron que este recibía constantes amenazas de muerte por gente que le exigía un pago de cupos a cambio de brindarle seguridad o dejarlo trabajar tranquilo en su funeraria. “Era un próspero empresario, que ya manejaba su dinero”, dijo un familiar a la Policía.

La otra víctima mortal, Rafael Vidal Ramos Trinidad, era albañil y trabajaba para una constructora en Arequipa.

“Entraron disparando a diestra y siniestra, sin importarles nada ni nadie”, relató un testigo. Presos de pánico, varios niños y mujeres cayeron en estado de shock y recibieron atención médica.

BUSCAN A ASESINOS. A los pocos minutos de la balacera, llegaron agentes policiales y montaron un operativo de búsqueda de los delincuentes durante toda la noche, al mando del comandante José Solano Grández, sin resultados positivos hasta la tarde de ayer.

SANGRE. Regada en el piso de la pollería quedó la sangre de las víctimas. Peritos de Criminalística, así como la fiscal de turno Azucena Pariamache, llegaron para recoger las evidencias del crimen, como los casquillos de bala que quedaron esparcidos en el piso.

Lo más leído