Alan García: "No tengo por costumbre gobernar para enriquecerme" (VIDEO)

Exmandatario dijo que a sus adversarios políticos les "desespera" que no haya una orden de prisión en su contra

27 de Marzo del 2018 - 11:35 » Textos: Redacción Multimedia / Janet Leiva D. » Fotos: César Bueno

El expresidente Alan García reiteró hoy que no hay recibido ni pedido nada ilícito a Marcelo Odebrecht ni a Jorge Barata, exrepresentante de la constructora en el Perú, y que esto "desespera" a sus adversarios políticos.

"Entiéndanlo bien y no pierdan su tiempo, el señor Marcelo Odebrecht y el señor Jorge Barata han sido clarísimos, nunca hablaron nada ilícito conmigo, nunca les pedí ni recibí nada de esos señores, como sí lo han dicho de otros y ha sido probado", dijo García al acudir a declarar ante el Poder Judicial en un juicio sobre la presunta adjudicación irregular de hospitales en su segundo Gobierno (2006-2011).

"No estoy involucrado, como otros, en ningún negociado, en ninguna coima, ni en ningún soborno. Eso desespera a mis adversarios", agregó.

A pedido del exministro de Pesquería del primer gobierno aprista, Rómulo León, el expresidente Alan García declaró hoy -en calidad de testigo- por el denominado caso “Hospitales”.

De esta forma, el exmandatario, quien reside en Madrid, España, llegó al país para asistir a la diligencia donde se requiere su testimonio, según confirmó a este diario su representante legal, el abogado Erasmo Reyna.

Para la defensa legal de Rómulo León, la presencia de García sería de mucha importancia, pues este podría dar luces sobre el interés del empresario dominicano Fortunato Canaán de construir hospitales en nuestro país.

HISTORIA

Como se recuerda, León, Canaán y el funcionario Luis Sifuentes fueron acusados por la Fiscalía de supuestamente haber concertado, en el año 2007, siete proyectos bajo el sistema de inversión pública para construir hospitales en Lima e Ica.

El Ministerio Público maneja la hipótesis de que Canaán diseñó el “Proyecto Perú - Proyecto Hospitales”- para que su empresa Fortluck o las españolas I Cuatro y BM3 se adjudicaran y ejecutaran esos proyectos.

Para ello, de acuerdo a la suposición del MP, ese mismo año Canaán comienza a relacionarse con altos funcionarios del gobierno aprista, se contacta y recluta a funcionarios con capacidad de decisión sobre la ejecución de los citados proyectos con la intermediación de Rómulo León, quien tenía buenos contactos con las altas esferas del Ejecutivo.

El representante de la Procuraduría Anticorrupción, Eddy Betalleluz, señaló que se ocasionó un perjuicio al Estado peruano por 2 millones 500 mil soles y, por ello, solicitó una reparación civil de igual cantidad, que deberá ser pagada de manera solidaria por los tres procesados si se llega a probar su responsabilidad.

SOLICITUD

En tanto, la defensa legal de Rómulo León solicitó que el congresista aprista Jorge del Castillo declare mañana, también en calidad de testigo, respecto al caso.

A Fortunato Canaán se le imputa la autoría del delito de corrupción de funcionarios en la modalidad de cohecho activo genérico (soborno). A Rómulo León se le atribuye la complicidad en el delito de cohecho activo y a Sifuentes el delito de cohecho pasivo propio. Las penas pedidas por el fiscal son de cinco años y cuatro meses de prisión para los dos primeros y siete años de cárcel para el tercero.

Hasta la fecha fueron citados como testigos, además de García y Del Castillo, los exministros de Salud Carlos Vallejos y Hernán Garrido Lecca, así como la exsecretaria de Palacio de Gobierno, Mirtha Cunza y la exsecretaria de Canaán, Paola Copara.

Lo más leído