Alan García denuncia “chuponeo” de parte del Gobierno

Expresidente culpa a Vizcarra por presencia de camioneta con equipos tecnológicos, pero el ministro del Interior señala que se trata de un vehículo “táctico” para dar seguridad ante posibles desmanes en los alrededores
Alan García denuncia “chuponeo” de parte del Gobierno

Alan García denuncia “chuponeo” de parte del Gobierno

06 de Diciembre del 2018 - 07:25 » Textos: Juan Hidalgo (jhidalgo@grupoepensa.pe) / Damián Retamozo (dretamozo@grupoepensa.pe)

Un escándalo estalló anoche y la víctima acusó directamente al gobierno. El expresidente Alan García Pérez denunció ayer que es víctima de la interceptación de sus conversaciones por parte del régimen de Martín Vizcarra luego del hallazgo de un vehículo con equipos tecnológicos en su interior.

La unidad estaba ubicada en las inmediaciones de la vivienda del exmandatario y fue el escenario de un altercado entre simpatizantes apristas y agentes de la Policía, el que comenzó luego de que los primeros denunciaran que la camioneta estacionada a media cuadra del inmueble efectuaba chuponeos.

El primero en acusar el hecho fue el secretario del exmandatario, Ricardo Pinedo, quien precisó que el automóvil de placa EPC-280 -inscrito a nombre del Ministerio del Interior (Mininter)- siguió a García Pérez desde que este dejó la residencia del embajador del Uruguay, luego de que el gobierno del país oriental le negara el asilo.

En conversación con una radio local, Pinedo afirmó que en dicho vehículo se efectuaban escuchas telefónicas ilegales.“Nos acercamos a preguntar quiénes son, ese fue el primer paso, y nos respondieron que eran periodistas. Les pedimos que se identifiquen, no tenían identificación y comenzaron a amenazarnos y decirnos: ‘Lárguense de acá’, se encerraron y alzaron la luna. 

Ese es un centro de escucha (…) Hay antenas y dentro del portaequipaje está la antena principal”, exclamó.No pasó mucho tiempo para que decenas de simpatizantes del partido de Alfonso Ugarte comenzaran a tratar de abrir los compartimientos de la camioneta por la fuerza e intentar extraer los supuestos audios grabados. 

No obstante, la policía destacada a los alrededores de la casa de García Pérez contuvo a la turba y ayudaron a los ocupantes del vehículo a retirar una maleta, que luego introdujeron en un patrullero que abandonó el lugar. Momentos después, el número de agentes del orden superaba los 50.Casi al mismo tiempo, por redes sociales se comenzaron a difundir fotografías de los equipos que contenía el automóvil, en los que se puede apreciar un CPU de computadora y una consola que sería de audio y video.

Culpa a Vizcarra

Alan García, por su parte, no dejó pasar la oportunidad que este grave incidente le otorgó para reiterar -y reforzar- que es blanco de una persecución. En breves declaraciones a la prensa, calificó el suceso como una “práctica montesinista”.

“No hay, pues, estado de derecho (...). Me parece muy grave y dice muy poco del estado de derecho en el Perú. Creo que esto no es dable y menos en vísperas de un referéndum (...) Así no se ganan los referéndums”, enfatizó. Por ello, demandó una explicación al Ministerio del Interior por este hecho, pues, agregó, está en una condición de “víctima” en la que debe actuar el Ministerio Público.Cuando se le consultó al exjefe de Estado sobre quién era el responsable de este suceso, no dudó en responder: “Ahora, como se responsabiliza de todo a Alan García, hasta por la compra de una máquina de escribir en un ministerio, el gran responsable es (el presidente Martín) Vizcarra”, resaltó.Al cierre de esta edición, el exgobernante, mediante su cuenta en Twitter, demandó que se entregué el maletín negro y la supuesta laptop que este contenía y que, según los apristas, había sido retirada por la Policía.

Seguimiento

Por si fuera poco, imágenes captadas en días anteriores confirmaron que el mismo vehículo estuvo también en la residencia del embajador del Uruguay y en la embajada de Costa Rica.A su turno, Nidia Vilchez, integrante de la Dirección Política del APRA, sostuvo que la camioneta también fue vista cerca del Instituto de Gobierno y de Gestión Pública, donde García hizo público un pronunciamiento en el que anunció que entregaría al fiscal del caso Metro de Lima, José Domingo Pérez, su pasaporte, una constancia de domiciliaria notariada y su certificado de trabajar en dicha entidad.

Contradicciones

Por la noche, el ministro del Interior, Carlos Morán, señaló enconferencia de prensa que el Gobierno “no hace ningún tipo de interceptaciones telefónicas ilegales”.Reconoció que, en efecto, el vehículo del Ministerio del Interior estuvo en sedes diplomáticas, pero reiteró que fue para evitar disturbios y a pedido de representantes apristas.

Asimismo, precisó que se trataba de un vehículo táctico de monitoreo de imágenes, que opera a la par con un dron que vigila si manifestantes se acercan a un punto. Puntualizó que pedirá a la Fiscalía que someta la unidad a un lacrado ya todos los peritajes respectivos y aclaró que la laptop que se llevaron era un objeto personal de uno de los agentes.Antes, en el lugar el coronel Mauricio Quiroga había asegurado que la unidad y sus ocupantes efectuaban una trabajo de inteligencia, debido a la alta conflictividad de la zona que se evidenció, por ejemplo, en la agresión que sufrió el exministro apristas Luis Alva Castro.Más temprano, en ATVMorán había explicado que el lunes conversó con el secretario del líder aprista, Ricardo Pinedo, quien le solicitó que garantice que no se repitan agresiones como la que sufrió Alva Castro.“Personal de Inteligencia estaba haciendo un acto regular y fue intervenido por militantes apristas, que pretenden atacar o inferir que hay equipos de chuponeo, no van a encontrar nada ilegal. Es parte de una estrategia que ellos mismos han pedido”, declaró luego a ATV.Detalló que hay personal policial uniformado que refuerza la seguridad y miembros de Inteligencia para prevenir acciones de manifestantes.

Son "burlas"

En respuesta, el abogado de García, Erasmo Reyna, aseguró que la versión del titular del Interior no tiene ningún fundamento.“Es una burla señalar que es para protección del expresidente”, opinó anoche el defensor de Alan García, en alusión al vehículo del Ministerio del Interior en cuestión.A su juicio, dicha camioneta o no tenía otra misión que una “interperceptación telefónica ilegal”. 

“Se ha podido tomar fotos del interior y se podido verificar que se trataba de equipo electrónico. Luego vino la policía y procedió a sustraer un maletín. Felizmente, tenemos fotos del retiro del equipo”, comentó.Al cierre de esta edición, se pudo observar el arribo de un representante del Ministerio Público.

Chicas Bocon

Lo más leído