Bajo estricta vigilancia policial, Morote espera condena por Tarata

Vecinos de Chaclacayo prefieren marcar distancia de la residencia
Bajo estricta vigilancia policial, Morote espera condena por Tarata

Bajo estricta vigilancia policial, Morote espera condena por Tarata

08 de Julio del 2018 - 11:40 » Textos: SOFÍA LÓPEZ elopez@grupoepensa.pe

La Policía Nacional aún resguarda la residencia que ocupa Osmán Morote Barrionuevo, exmiembro de la cúpula de Sendero Luminoso (SL) que pasó a cumplir arresto domiciliario desde el pasado 17 de abril, cuando el Colegiado A de la Sala Penal Nacional ordenó la ejecución de esta medida por un exceso de prisión preventiva.

Alrededor de 12 policías y dos camionetas mantienen estricta vigilancia a la vivienda de dos pisos, ubicada entre los jirones Los Robles y Los Eucaliptos, en el distrito de Chaclacayo.

DEFENSA

Alfredo Crespo, abogado del terrorista Abimael Guzmán, afirmó en conversación con Correo que no ha ido a visitar a Osmán Morote y solo ha logrado verlo en las sesiones del juicio.

“Yo solo lo veo en el caso Tarata, durante las audiencias. Estoy ocupado en los juicios. No tengo planeado hacerlo tampoco”, manifestó.

Crespo señaló que el arresto domiciliario es una alternativa que tiene el juez cuando se inicia un proceso. “En el caso de ellos (Osmán Morote y Margot Liendo), ya no era procedente, porque ellos ya habrían cumplido más de tres años por prisión preventiva”, sentenció.

CASO TARATA

En otro momento, el abogado Crespo se expresó sobre el atentado terrorista en la calle Tarata, ocurrido en 1992 y que dejó varios muertos, heridos, desaparecidos y damnificados.

“Para mí, por tanta presión política, la sentencia ya la tienen lista y van a condenar a todos”, añadió.

Crespo calificó como una “farsa” el juicio que se desarrolla y que solo se lleva a cabo con la finalidad de aplicar la pena de cadena perpetua.

“Son juicios políticos para impedir la libertad de los que ya han cumplido su pena. Para mí, deberían absolverlos a todos”, manifestó.

Morote, quien llegó a ser considerado el número 2 en la cadena de mando de Abimael Guzmán, aún debe afrontar los juicios por la matanza de Soras, el caso Perseo y por el atentado en la calle Tarata.

INCOMODIDAD

El cambio del penal de Ancón al distrito de Chaclacayo fue una noticia que alarmó a los vecinos.

Al principio, y disconformes con la presencia de un terrorista en la zona, los vecinos hicieron una protesta e incluso una vigilia.

Dos meses después -al no recibir respuesta-, prefieren evitar pasar por la puerta de la residencia del número 2 de SL.

“Debería estar en la cárcel y no aquí en la zona. Hay muchos policías custodiando el lugar, cuando deberían estar vigilando otros lugares. Los vecinos llegan de trabajar y prefieren encerrarse en sus casas”, señaló un poblador.

La estricta vigilancia policial es otro de los puntos que no les agrada a los residentes del lugar.

“Hay policías día y noche. Nosotros nos incomodamos porque ellos están allí. Preferimos no pasar por ahí y algunos damos la vuelta”, indicó otro de los vecinos.

“Nos están observando como si nosotros fuésemos los delincuentes”, añadió.

DEBE IR A LA CÁRCEL

Una vecina y educadora de 79 años, quien vive en la misma recta de la vivienda del camarada Remigio”, dijo no estar de acuerdo con la justicia.

“Esa persona no tendría que haber salido de la cárcel. ¿Cómo se va a tener a una persona que asesinó a mucha gente inocente solo un tiempo en la cárcel? Debería estar allí de por vida”, dijo.

Además, los residentes de la zona temen que uno de los líderes del más sanguinario movimiento terrorista pueda salir muy pronto de su casa si la justicia decide otorgarle libertad con restricciones.

Lo más leído