Fujimori pierde batalla judicial

Juez Javier Villa Stein defiende decisión y de paso recuerda que sus críticos “caviares” trabajaron en el pasado para el régimen de expresidente
Fujimori pierde batalla judicial

Villa Stein rompió fuegos contra “caviares”, sus principales críticos

25 de Noviembre del 2014 - 06:28

El Poder Judicial desestimó ayer el pedido de revisión de sentencia presentado por Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, lo que representa para el expresidente otro duro golpe en el ámbito legal.

Los delitos perpetrados en Barrios Altos y La Cantuta fueron homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado.

La primera reacción de William Castillo, abogado de Fujimori, fue dura para con Javier Villa Stein, el juez que presidió la Sala que denegó su pedido. Para el letrado, el magistrado solo se ha valido de esta situación judicial para decir que no es fujimorista.

Castillo, más adelante, se aferró a la “contradicción” en la que el Poder Judicial habría incurrido en su segunda sentencia, según él, al haber condenado solo al exasesor Vladimiro Montesinos y a los generales del Ejército Julio Salazar Monroe, Nicolás Hermosa Ríos y Juan Rivera Lazo como “autores mediatos” de los crímenes mencionados. Según Castillo, su patrocinado no fue incluido en dicha lista, lo que dio pie a plantear el recurso de revisión de sentencia.

NEGATIVA. La revisión de la sentencia recayó en la Sala Penal Permanente, conformada por los jueces Javier Villa Stein (presidente), Hugo Príncipe Trujillo, Josué Pariona Pastrana y Segundo Morales Parraguez.

Fueron ellos quienes, en sesión privada, calificaron por unanimidad de “improcedente” el pedido, hecho que obligaría a Fujimori -de no mediar ningún indulto- a cumplir el resto de su condena en prisión hasta el 2032.

Para su decisión, la Sala Penal Permanente se amparó en el artículo 361 del Código de Procedimientos Penales.

El colegiado concluyó que en este caso no existe una causal para declarar procedente la solicitud, es decir, no hay elementos nuevos que puedan contribuir a reforzar la tesis de inocencia del imputado.

“Esta es una declaratoria de improcedencia porque no se dan los supuestos que establece la ley de manera expresa”, señaló Villa Stein.

“En el Perú procede una revisión de sentencia cuando después de una condena por homicidio se producen pruebas suficientes de que la pretendida víctima del delito vive. En este caso, tenía que haberse producido el descubrimiento de que las personas fallecidas, ante la responsabilidad imputada al señor Fujimori, estén vivas y no muertas”, precisó haciendo referencia a una de las principales causales incumplidas.

A este hecho se suma que el Poder Judicial, basado en el Código Penal, haya desestimado el pedido de arresto domiciliario solicitado a través del abogado William Castillo con la finalidad de obtener ese beneficio.

“FUJICONVERSOS”. Las críticas, sin embargo, no se hicieron esperar. Pese a que Villa Stein refirió que su colegiado no “convalida” ni “sataniza” la sentencia de la Sala Penal Especial que ordenó 25 años de prisión contra el exjefe de Estado, Fuerza Popular expresó su indignación al calificar el fallo de “barbárico”.

Las críticas también provinieron de otros sectores, a quienes Villa Stein respondió negando que sea fujimorista.

Rechazó, en ese sentido, la serie de acusaciones realizadas por diversos “oenegeros” durante los últimos días, quienes no hicieron más que arremeter contra él.

“Yo jamás trabajé con ellos. Más bien hay unos ‘fujiconversos’ que sí trabajaron con Fujimori y ahora tiran la piedra o me acusan”, arremetió el juez supremo.

“Sería bueno que en el Museo de la Memoria pongan los nombre de todos los ‘caviares’ que trabajaron con el fujimorato. ¡En piedra que labren los nombres de todos los que trabajaron en el epicentro mismo del gobierno fujimorista, cuando ya se habían violado derechos fundamentales y realizado delitos de corrupción!”, exigió.

Acto seguido, el titular de la Sala Penal Permanente dio algunos nombres: Francisco Eguiguren Praeli, Augusto Álvarez Rodrich y Diego García Sayán.

OTROS FINES. El abogado William Castillo lamentó la decisión de la Sala Villa Stein y señaló que la sentencia respondió a fines políticos.

“Creo que el señor Villa Stein ha actuado no como juez, sino como político. Se aprovechó de la circunstancia en la cual debió pronunciarse estrictamente sobre el tema que se le ha planteado a su Sala para utilizar esta situación y salir a decir que no es fujimorista”, se quejó el abogado.

Ante el fallo adverso, el defensor de Fujimori reiteró que acudirán a instancias supranacionales para que evalúen el caso, como la Comisión de Derechos Humanos, supeditada a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Lo más leído