Gobierno desaira a opositora de Maduro

22 de Octubre del 2014 - 13:07

Una vez más, el gobierno de Ollanta Humala dio muestras de la posición asumida frente a la creciente represión a manifestantes en Venezuela. El oficialismo desairó ayer a la diputada opositora al régimen de Nicolás Maduro, María Corina Machado, en su visita al Congreso de la República.

Pese a que representantes de distintas bancadas recibieron a Machado en una sesión reservada de la Comisión de Relaciones Exteriores, los miembros de Gana Perú que conforman este grupo, como Marisol Espinoza, Víctor Isla, Rogelio Canches, Natalie Condori y Justiniano Apaza, brillaron por su ausencia.

PAPELÓN. Sin embargo, la mayor muestra de rechazo público -que para la mayoría de parlamentarios raya en la falta de respeto- la dio el titular del Legislativo, Fredy Otárola. El nacionalista no solo se desentendió del protocolo para ausentarse durante la llegada de Machado, sino que, según el legislador Carlos Bruce, se apuró en participar en una conferencia de prensa sobre la situación de la región Áncash, al enterarse que los miembros de la comisión llevaban a Machado a su oficina.

Pero eso no fue todo. Minutos después, en un hecho insólito, abandonó dicha conferencia y decidió bordear todo el Palacio Legislativo hasta su despacho, esquivando -gracias a su personal de seguridad que bloqueó los accesos- la Sala Belaunde, donde se encontraba la diputada venezolana.

Mientras que en su despacho justificaron su falta a la reunión indicando que su agenda estaba llena, el hombre fuerte de Gana Perú se valió de su cuenta de Twitter para precisar que no había sido invitado a la cita.

"La Comisión no me informó, ni me invitó. ¿Cómo voy a entrometerme a una comisión que no pertenezco y que no estaba en agenda del Congreso?", se preguntó en un primer mensaje.

Más adelante, como para ponerse a salvo de las críticas, recordó que el gobierno se manifestó votando a favor del pedido de María Corina Machado para que la sesión en la OEA sea de manera pública.

Como se recordará, hace solo 22 días atrás, el partido de gobierno se opuso a que el Congreso se pronuncie sobre la situación en Venezuela. Además, se abstuvieron de respaldar el comunicado de exhortación a la OEA por la crisis.

COMPLICIDAD. La respuesta de Machado tras el cónclave con los congresistas de la oposición peruana fue contundente: "Los demócratas de América Latina nos acompañan".

"Agradezco a mis colegas parlamentarios y les recuerdo que un régimen que persigue, censura, tortura y asesina es una dictadura, y la indiferencia a nivel internacional tiene un solo nombre: complicidad", enfatizó en conferencia de prensa ante la atenta mirada de Martín Belaunde (SN), Carlos Bruce (CP), Alberto Beingolea (PPA-APP), José León (PP) y los fujimoristas Carlos Tubino, Cecilia Chacón y Luz Salgado.

La diputada venezolana, quien llegó a Lima el lunes último para participar en un seminario de la fundación que dirige el escritor Mario Vargas Llosa, sostuvo, además, que las amenazas dirigidas por el gobierno de Nicolás Maduro para callarla, destituyéndola de la Asamblea Nacional para encerrarla en prisión, no la intimidan.

GESTO. No obstante, consultada por el desaire del oficialismo en el Perú, Machado señaló que un "gesto político" como el evidenciado por Otárola se da siempre en su país, donde se buscan acciones claras y contundentes en defensa de la democracia y la libertad.

Así, señaló que el apoyo recibido por políticos y parlamentarios peruanos le llevó a escoger este país para ofrecer su respuesta oficial al régimen de Maduro.

ACUSA CONSIGNA. Tras la rueda de prensa celebrada junto a la diputada venezolana en el Congreso, Bruce indicó que existe una "consigna" en el gobierno de Ollanta Humala para mantenerse en silencio sobre la violenta represión ejercida por la dictadura de Maduro.

"Por eso (el gobierno) pidió a sus congresistas que no estén presentes (en la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores), porque no quiere, de ninguna manera, incomodar a Maduro por dos razones", expresó.

Una de ellas, refirió es el poco respeto a los principios de la democracia que tiene el nacionalismo

El segundo, agregó Bruce, deviene del temor porque salga a la luz el financiamiento venezolano que Ollanta Humala habría recibido desde el 2006 para llegar a la primera magistratura del país. "Solo así se explica que nadie, ni por cortesía, haya estado presente en esta reunión. Definitivamente están muy asustados en incomodar al dictador venezolano pese a las muertes que ha originado la represión de su gobierno", enfatizó el legislador de Concertación Parlamentaria.

Lo más leído