Manuel Burga: “Todas las mayorías en el Congreso son prepotentes”

Exrector sanmarquino da una mirada retrospectiva al cáncer de la corrupción en el país y la forma en que ha influido en socavar diversos gobiernos a lo largo de la historia
Manuel Burga: “Todas las mayorías en el Congreso son prepotentes”

Manuel Burga: “Todas las mayorías en el Congreso son prepotentes”

22 de Diciembre del 2017 - 08:34 » Textos: Juan Hidalgo » Fotos: Correo

Para el historiador Manuel Burga, la coyuntura política actual no es nueva, y menos con la corrupción como ingrediente principal. También recuerda que no es la primera vez que una mayoría en el Congreso de la República busca imponerse.

¿Cuáles son los capítulos de nuestra historia en el que hemos estado en una coyuntura como la actual, en jaque por la corrupción?

Un capítulo muy lejano es la revolución de Túpac Amaru, 1780, 1781. Fue una rebelión contra la corrupción. Otra fue la consolidación de la deuda interna en el gobierno de José Rufino Echenique (1851-1855), en la que hay una dilapidación de los ingresos del guano, que se usaron para pagar la deuda interna de la independencia, ganados y cosechas que fueron requisados, espacios que se tomaron, etc., pero mucho de la deuda se inventó y esa corrupción fue justificada por el mismo Echenique; en sus memorias habla de eso. Yo diría que un cuarto momento fue el Oncenio de Leguía, cuyo mandato se interrumpió por un golpe de Luis Sánchez Cerro en el año 1930, el que terminó con el encarcelamiento del presidente Augusto B. Leguía y su muerte en el Panóctico (Penitenciaría de Lima). Otro ocurre en los año 90, en el gobierno de (Alberto) Fujimori, cuando la corrupción estaba dentro del Estado, que fue utilizado como un órgano corruptor.

De los casos que menciona, ¿cuál o cuáles considera que son los más graves?

La de los años 90. El Estado se convierte en un Estado corrupto, comparable solo con la consolidación de la deuda externa de Echenique.

¿Por qué la corrupción de los 90 es la más grave? 

La corrupción de los 90 es el pico más alto, la cumbre de la corrupción del país, porque compromete el funcionamiento del Estado.

¿Esa afirmación no está alineada con alguna ideología? 

Yo creo que está comprobado que fue así. Miles de millones de dólares fueron a las cuentas privadas de militares, civiles, gobernantes, ministros. Es incomparable con la cosa actual, hasta con los 20 millones para (Alejandro) Toledo.

¿Cómo calificaría la coyuntura, hay una gran corrupción, una mediana corrupción, una pequeña? 

Diría que hay una mediana corrupción, no es una gigantesca, son menudencias comparadas con otros periodos.

¿Y por qué esta mediana corrupción es una amenaza para la continuidad del presidente Pedro Pablo Kuczynski? 

Porque hay una mayoría. Todas las mayorías en el Congreso son prepotentes o buscan venganzas políticas. Hay que recordar la mayoría apro-odriísta del 63 al 68, en el primer gobierno de Fernando Belaunde. Hizo de todo. El año 66 censuraron a Carlos Cueto Fernandini (ministro de Educación) por usar la palabra “semántica” y los apristas creyeron que era un insulto. Bueno, estamos en una mayoría muy semejante.

¿Cree que ahora hay menos tolerancia a cualquier cosa que tenga un vínculo con la corrupción? 

Sí, yo creo que hay menos tolerancia. Nunca he visto a un Poder Judicial o un Ministerio Público con estas características.

¿A qué características se refiere?

Lo que noto, como ciudadano, es que el Poder Judicial trata de administrar justicia y el Ministerio Público, la Fiscalía, trata de hacer las investigaciones. El tema es que hay interferencia del poder político. Es un factor de perturbación.

¿Cree que la corrupción destapada este último año es un factor de perturbación que incluso desencadenó el proceso de vacancia PPK? 

Totalmente de acuerdo. Yo creo que una mayoría aplastante, que tiene un pasado terrible y una composición actual de congresistas que no resiste ningún análisis de calidad personal. Crea una perturbación que puede llegar al extremo de vacar a un Presidente de la República sin el debido proceso.

Para la historia, ¿cómo se vería la vacancia de PPK en estas circunstancias?

Se vería como una injusticia, como una suerte de magnicidio político, como el ajusticiamiento del alcalde de Ilave (Cirilo Robles), que después se encontró que no era culpable de lo que le acusaban. Creo que sería una de las páginas negras de la historia del Perú y del funcionamiento del Congreso de la República.

DATO

Manuel Burga. Historiador. Fue rector de San Marcos de 2001 al 2006. Ahora es vicepresi-dente del Consejo Nacional de Educación y vicerrector académico de la U. Antonio Ruiz de Montoya.