Los partidos políticos aprovechan los vacíos en la norma para hacer un mal uso en los fondos públicos. (Foto: Archivo El Comercio)
Los partidos políticos aprovechan los vacíos en la norma para hacer un mal uso en los fondos públicos. (Foto: Archivo El Comercio)

Desde el año 2017, los partidos políticos que mantienen su vigencia y obtienen representación en el Congreso, reciben fondos del tesoro público para el objetivo de destinarlo en formación, capacitación, investigación y otras actividades.

Sin embargo, los partidos han aprovechado muy bien el refrán “hecha la ley, hecha la trampa”, pues han utilizado el dinero de los fondos del financiamiento público directo para favorecer a militantes y allegados.

Las organizaciones políticas han aprovechado que existe un vacío en la norma sobre el detalle del dinero asignado (ver infografía) que pueden utilizar.

Y es que de acuerdo con la Ley N°28094 Ley de organizaciones políticas, las organizaciones y/o alianzas reciben fondos para ser utilizados durante el quinquenio posterior a la elección.

Hasta el 50% de ese financiamiento debe ser utilizado en gastos como adquisición de inmuebles para las actividades partidarias, así como mobiliario necesario para atender actividades.

El otro 50% debe ser utilizado en actividades de formación, capacitación, investigación y difusión de las mismas.

Precisamente, sobre este aspecto es que los partidos han hecho lo que podría considerarse un mal uso de ese dinero, que ha quedado, finalmente, en su entorno.


Este es el financiamiento que han recibido hasta el momento los partidos. (Infografía : Diario Correo)
Este es el financiamiento que han recibido hasta el momento los partidos. (Infografía : Diario Correo)

BENEFICIADOS

Correo revisó la rendición de cuentas que presentaron los partidos mediante sus informes en el año 2021 y, que tienen representación en el Congreso, es así que encontramos que (FP), Somos Perú y (APP) tienen sospechosos servicios que quedan en su entorno.

Fuerza Popular pagó en los meses de enero y febrero del año pasado un total de S/230 mil a Centro de Innovación de Políticas Públicas de Jorge Gustavo Nakamura Flores.

La empresa ofreció el servicio de programa de campañas electorales, considerado como una capacitación.

El personaje en mención formó parte del equipo técnico de educación de FP en las últimas elecciones y es considerado por algunos como asesor de Keiko Fujimori.

Otro dato no menor es que fue candidato a las elecciones en 2018 como regidor provincial de FP sin éxito.

Sin embargo, fue convocado para asumir el cargo en diciembre de 2021 luego de que Martha Moyano, hoy congresista de la República, decidiera postular a las elecciones generales.

Ese mismo año, entre enero y mayo, el partido pagó S/1´027,750.00 a Tres Puntas Producciones para la elaboración de contenidos destinados a la “Escuela Naranja”.

El hecho no llamaría la atención si no fuera porque el dueño de la empresa es Héctor Flores León, amigo íntimo del congresista(FP).

Otras de las “naranjas” beneficiadas fue la excongresista .

La abogada fue contratada para la “investigación” sobre servicios públicos de calidad de agua y saneamiento.

Las funciones las realizó en febrero y en abril, cada una por S/59,524.00. Es decir, FP le pagó S/119,048.00 por sus servicios.

Por su parte, el partido de tiene una manera muy particular de pagar sus capacitaciones.

A diferencia de otras organizaciones políticas, en lugar de pagarle a una empresa que ofrezca las capacitaciones de manera general, se apoyan en personas diferentes en cada región.

En sus hojas de rendición de cuentas, aparecen pagos individuales por charlas por S/2000.00 y S/2500.00 cada una.

Sin embargo, hay una persona que cobró una cantidad diferente.

Se trata de Alejandro Rodríguez Gamboa, quien recibió S/5000.00 en enero y S/5000.00 en febrero.

Su pago aparece como el servicio de coordinación de las actividades de capacitación.

El personaje en mención fue militante de APP entre 2019 y 2021.

Fuerza Popular pagó en los meses de enero y febrero del año pasado un total de S/230 mil a Centro de Innovación de Políticas Públicas de Jorge Gustavo Nakamura Flores. Foto: archivo GEC
Fuerza Popular pagó en los meses de enero y febrero del año pasado un total de S/230 mil a Centro de Innovación de Políticas Públicas de Jorge Gustavo Nakamura Flores. Foto: archivo GEC

SUERTE

Finalmente está el partido de , un grupo que ha gastado bastante en sus actividades de formación y capacitación.

El grupo contrató a Servicios y Soluciones CJ EIRL, una empresa a nombre de Jaime Pacaya Astulla que inició actividades en 2020.

Curiosamente, la empresa del joven de 27 años se inició en la venta al por menos de otros productos nuevos en comercios, sin embargo, su actividad cambió a la de “otros tipos de enseñanza”, según información de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT).

La compañía dio charlas por temas como el COVID-19, la rehabilitación de pacientes luego del coronavirus, el régimen CAS, reactivación económica y otros temas.

Los pagos que se le hicieron fueron por S/24,780.00 (enero), S/24,780.00 (marzo), S/41,300.00 (abril), S/99,120.00 (mayo) y S/49,5600.00.

Es decir, el afortunado dueño de la empresa que cambió de rubro para capacitar a los integrantes de Somos Perú, recibió S/239,540.00.

Cabe recordar que la información que es presentada por los partidos políticos es sometida a un proceso de verificación y control de parte de la (Onpe).

La institución que hoy preside tiene la responsabilidad de emitir un informe técnico.

Sin embargo, de acuerdo a la ley de organizaciones políticas, las infracciones no hacen mención al uso indebido de los fondos sino más bien se relacionan a la no presentación de los informes con los gastos efectuados durante la campaña electoral dentro del plazo de ley.

Piero Corvetto dijo que se investigarán a los partidos que hacen mal uso de los fondos públicos. Foto: ONPE
Piero Corvetto dijo que se investigarán a los partidos que hacen mal uso de los fondos públicos. Foto: ONPE