Marianella Ledesma saludó que el concurso público de méritos sea la manera para elegir a los que reemplazarán a seis magistrados con mandato vencido. (Foto: GEC)
Marianella Ledesma saludó que el concurso público de méritos sea la manera para elegir a los que reemplazarán a seis magistrados con mandato vencido. (Foto: GEC)

Marianella Ledesma, presidenta del Tribunal Constitucional (TC) saludó que se haya aprobado el concurso público de méritos como única manera para elegir a nuevos magistrados de su institución, e hizo un llamado para que la ciudadanía se mantenga vigilante del proceso que realizará el Congreso.

“La ciudadanía tiene que ser vigilante de esta elección y del resultado de ello, y siempre lo ha sido, como lo fue con la ‘repartija’ donde la ciudadanía pudo contrarrestar ese modo de selección”, dijo en una entrevista a Ideeleradio.

La Junta de Portavoces del Parlamento sesionará esta tarde para designar a los integrantes de la comisión especial que se encargará del proceso para seleccionar a los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional.

Con este paso se dará inicio al primer proceso aplicando la ley que aprobó el Congreso y promulgó el Ejecutivo para que la única manera de elegir a los miembros del TC sea por un concurso público de méritos.

“La actividad del Congreso tiene cosas buenas como cosas malas. Una cosa que tengo que reconocer del Congreso es su esfuerzo y su concentración en haber logrado esta ley de elección de magistrados a través del concurso de méritos. Me parece muy saludable”, manifestó Ledesma.

La presidenta del TC destacó que el concurso público permitirá que más profesionales puedan tener la oportunidad de postular y acceder a integrar el tribunal, así como que la ciudadanía pueda tener la garantía que hubo un filtro de profesionalismo y meritocracia.

De otro lado, Marianella Ledesma reiteró su pedido para que se debata con mayor profundidad y reflexión la modificación constitucional que fue aprobada en la legislatura pasada que no solo elimina la inmunidad parlamentaria, sino la de otros altos magistrados, incluyendo a los integrantes del TC.

“Que se haga con la mayor reflexión y piensen en lo que van a dejar, no para este momento, esas reglas van a ser de acá para el futuro y tienen que ser sostenidas en todo un tiempo. Esas reglas, desde mi institución, en las que se deja desprotegido a un magistrado sin esas prerrogativas [...] para ejercer el cargo, pero sí lo mantienen para congresistas [...] rompen la lógica de equilibrio de poder que está diseñada en la Constitución”, concluyó la magistrada.