Violeta sobre pedido de facultades: "No seremos chicheñó ni daremos cheque en blanco"

Vocero titular de Peruanos por el Kambio señaló que apoyarán al Gobierno en todas las buenas ideas que tengan, pero rechazarán aquellas que no beneficien al país
Violeta sobre pedido de facultades: "No seremos chicheñó ni daremos cheque en blanco"

Violeta sobre pedido de facultades: "No seremos chicheñó ni daremos cheque en blanco"

20 de Mayo del 2018 - 07:51 » Textos: Una entrevista de Karina Valencia » Fotos: Miguel Yovera

El vocero de Peruanos Por el Kambio (PPK), Gilbert Violeta, enmienda la plana al Ejecutivo por la falta de coordinación sobre el tema del Impuesto a la Renta. En entrevista con Correo, asegura que el Gobierno de Martín Vizcarra debería escuchar “un poquito más” a la bancada oficialista para corregir medidas cuestionables como la reforma tributaria. Asegura también que su agrupación mantiene una relación distante con la actual gestión que esperan solucionar; y señala que solo respaldarán las “buenas ideas” que se propongan ante el Legislativo.

Esta semana sorprendieron las discrepancias entre el premier César Villanueva y el ministro de Economía, David Tuesta, sobre el tema de impuesto a la renta, ¿qué sucedió?

Primero, subir impuestos siempre genera polémica. Lo que tendría que haber ocurrido es que una propuesta de este tipo debió haber sido coordinada a nivel de todo el Gobierno, y no tener que enfrentar este tipo de circunstancias (...) En el tema de fondo, sí considero que era un error lanzar la propuesta del incremento de impuestos a quienes tienen un ingreso económico de 2075 soles mensuales, porque afecta los sueldos de gente humilde. Sinceramente, creo que esta propuesta no hubiera prosperado en el Parlamento. Nosotros, como bancada, no la hubiéramos apoyado.

Si el asunto de coordinación es un error del Ejecutivo, ¿a qué se debe la corrección pública del premier? 

Está pendiente de discusión en el Congreso una batería de reformas en temas fiscales, varias de ellas interesantes. Sin embargo, no podemos reducir la necesidad de hacer caja fiscal con un ajuste tributario hacia quienes ya son formales. La mejor manera de recaudar es promoviendo la inversión. Ajustar a la gallina de los huevos de oro con mayores impuestos con imprecisiones, puede tener un resultado adverso, como la informalidad. Es un tema que se tiene que analizar con mucho cuidado.

La propuesta gira en la necesidad de una mejora en la recaudación fiscal...

La recaudación ha mejorado en el trimestre pasado y el que está corriendo, y hay un ritmo de crecimiento económico proyectado por medidas adoptadas en el 2017 por la exministra Claudia Cooper. Hay vientos a favor del país por la ausencia de confrontación política. Aprovechemos esto, pero no solo nos quedemos en las medidas de corto plazo. Yo no soy un partidario del incremento tributario.

Pese a que el alza de impuestos sería evaluado, Villanueva afirmó que el tema no está “en el radar del Gobierno” en menos de 24 horas... 

En menos de 12 horas en realidad. En el tema hubo un contradicción a nivel Ejecutivo, que denota la necesidad de una mejor coordinación, tampoco podemos tapar el sol con un dedo. Sin embargo, también me parece incorrecto que se corrija a través de los medios. Creo que el Sr. Tuesta podría estar dejándose seducir en exceso por la tecnocracia del MEF, que siempre tiene propuestas facilistas como esta.

¿Por qué lo dice?

Existe una tecnocracia (en el Ministerio) que piensa que si se suben impuestos, inmediatamente se mejorará la economía del país. Cuidado con eso. El ministro es un hombre con mucha experiencia económica, pero probablemente en su manejo en el interior de su cartera puede estar siendo seducido por funcionarios que superviven a todas las gestiones.

¿Cree que el Gobierno peca en tono ridículo al haber anunciado la propuesta y luego retroceder? 

No quiero adjetivar. Sí creo que ha sido una circunstancia penosa, no deseada. Espero que nos sirva como experiencia para tener mucho cuidado sobre las medidas que se anuncien, las cuales deben tener un consenso a nivel de Gobierno para que sea rebotada por todos los ministerios. El tema del alza de impuestos también involucra la opinión de otros sectores.

¿Lo acontecido entre Villanueva y Tuesta es similar a la discrepancia que tuvieron la ex primera dama Nadine Heredia y César Villanueva sobre el aumento del sueldo mínimo?

Ese fue un episodio que se recuerda porque, en circunstancias de este tipo, cuando se producen algunos cortocircuitos, estos pueden sacar chispas y hacer volar los fusibles. Lo último que necesitamos es cambiar a nuestros ministros de Economía cada seis meses. Los ministros de Economía deberían tener una vocación quinquenal como mínimo. Ya hemos visto cómo la inestabilidad política puede tener efectos adversos en la economía.

A su criterio, ¿desde qué cerco provino el error? 

No quisiera personalizarlo. Es un tema de coordinación de ambos lados, porque los ministros deben estar coordinados para poder sacar cosas adelante. Nosotros, como bancada, hemos dicho que vamos a respaldar al Gobierno en todas las buenas ideas que nos traigan al Congreso. Pero eso mismo significa que aquellas mediadas que, desde nuestro punto de vista, no favorezcan el desarrollo del país, las vamos a poner a debate. Eso significa que no será una política de un cheque en blanco o del “chicheñó”. Mi bancada no se somete a nadie. Ni a la mayoría aplastante del fujimorismo ni al Gobierno, porque tenemos nuestros principios y los defendemos. En el Parlamento también tenemos miembros con mucha experiencia política y económica, como (Carlos) Bruce, (Mercedes) Aráoz, (Juan) Sheput, (Ana María) Choquehuanca, (Jorge) Meléndez. Nuestra bancada es una bancada que tiene mucho valor agregado y creo que si fuese un poquito más escuchada, podríamos ayudar a corregir algunos de esos problemas.

Entonces, ¿el oficialismo no participa en la formulación de las políticas pública del Gobierno? 

En estos temas específicamente no. Tenemos una suerte de regla con el presidente Martín Vizcarra. Los temas que son de corte Ejecutivo los formulan ellos y nosotros, básicamente, los aprobamos después de haberlo conversado. En los temas que son de corte estrictamente parlamentario, los definimos nosotros como bancada y lo respaldan ellos como Gobierno. De esa manera, cada uno tiene un espacio de deliberación de los temas. Pero hay propuestas que son de corte transversal en el Ejecutivo y el Parlamento, como los impuestos.

¿Y en lo que se refiere al pedido de facultades legislativas? 

Hemos convenido con las diversas fuerzas políticas que, en el tema de facultades delegadas, como el proceso de reconstrucción del norte, se iba a apoyar y defender; por eso, lo hemos aprobado a la velocidad del rayo. Pero en temas como paquete tributario, hay que analizarlos con un poco más de cuidado y con expertos, porque (por ejemplo) el incremento en el tema del combustible, en un escenario en que en el mercado internacional hay una subida del precio del petróleo, va a tener efectos en el Perú de todas maneras. Si al precio internacional le agregamos un incremento tributario, se puede generar un reflejo en la economía nacional y convertirse en un problema político. Hay que ver hasta dónde se puede ajustar sin tener efectos colaterales.

El jueves se aprobó otorgar facultades delegadas para la reconstrucción, ¿la bancada ha decidido si apoyará el otro paquete que es mucho más amplio en tópicos? 

Nosotros nos reunimos oportunamente con el presidente Vizcarra. Él nos explicó un poco sobre este paquete. Conversamos en términos generales, los puntos y las comas; el detalle lo hace la PCM y el gabinete ministerial (...) Hemos acordado que vamos a apoyar el Gobierno en el proceso de la reconstrucción, pero en el tema tributario y económico tendrá que ser analizado a profundidad.

¿La bancada debería tener un rol más activo en este aspecto?

Siempre hemos expresado nuestra absoluta disposición para colaborar con aquellas cosas que el Ejecutivo necesita de su bancada. El Presidente dijo que Peruanos Por el Kambio (PPK) era su bancada y aunque el fujimorismo nos disputa la vocería del oficialismo, porque se ponen muy eufóricos con la defensa del Gobierno, lo cierto es que nosotros, en términos reales y formales, somos quienes cumplimos con la defensa del Gobierno a nivel parlamentario.

¿Se aproxima una nueva reunión con el Gobierno?

Nosotros estamos a disposición. Esta semana tendremos una reunión con todo el gabinete y haremos saber nuestra opinión. Pero sí tengo que reconocer que dentro de la bancada hay voces muy críticas sobre este paquete legislativo en materia económica y tributaria.

¿Avizora un escenario de alejamiento entre la bancada y el Ejecutivo? 

Hasta ahora nuestra diferencia política y percepción sobre algunos acontecimientos parlamentarios los hemos sabido procesar y dar vuelta a la página. No nos hemos detenido en esas diferencias. Nuestra posición política es que es nuestra obligación apoyar al Gobierno y eso estamos haciendo. Pero siempre hemos dejado sentado que ese apoyo no es de cheque en blanco, sino mediante coordinación y respeto. Cuando una medida no sea adecuada, lo diremos con todas sus letras.

¿Cree que exista una prioridad del Gobierno de Vizcarra de establecer una mejor relación con el fujimorismo que con el oficialismo? 

Eso es evaluación que lo podrán decir ustedes (los medios). Nosotros, insisto, hemos puesto un poco de lado nuestra pasiones y buscamos actuar lo más responsablemente posible y con cautela (...) Si advertimos algún asunto que consideramos inapropiado, sabremos marcar posición de discrepancia sobre el tema. Eso parte del sistema democrático.

En una retrospección, ¿qué diferencias percibe en la relación de la bancada con el Gobierno de Vizcarra y la gestión de Pedro Pablo Kucyznski? 

En el anterior gobierno teníamos una relación mucho más fluida entre la bancada y el Gobierno, porque había un importante componente de ministros y funcionarios que era gente que provenía desde los tiempos de la campaña. El hecho de que ya no tengamos ministros expuestos en el gabinete y, para gran parte de nosotros, gran parte de los titulares sean personajes desconocidos porque no son muy identificables; ha significado otro nivel de relacionamiento más frío y un poco más distante. Pero con el ánimo de corregir esta situación, hemos proyectado una reunión entre el gabinete y la bancada para este miércoles 23. Esperemos que este tipo de reuniones ayude a mejorar la relación.

¿Qué avances se han hecho en la bancada con respecto a la Mesa Directiva? 

Como bancada, no tenemos una posición adoptada. A título personal, creo que el fujimorismo debería dejar la presidencia de la mesa. Lo ideal sería tener un acuerdo multipartidario para que haya una mejor participación de la bancada. Que ese cambio no signifique solo el cambio de una persona, sino hacer una nueva agenda parlamentaria que permita sacar reformas en las que el fujimorismo se ha opuesto tajantemente, como la reforma electoral y en materia de lucha contra la corrupción. Todos los grupos políticos deberíamos tener la madurez que el ciclo político de Fuerza Popular al frente del Congreso ha terminado por sus propios actos.

Gilbert Violeta

Licenciado en Derecho (UNMSM), con una maestría en Derecho de la Propiedad Intelectual (PUCP) y un posgrado en Derecho por la Universidad de Salamanca.

DATOS

- 2075 soles al mes era el salario que se proponía afectar con el impuesto a la renta.

- 12 horas, según Violeta, tardó el Ejecutivo en rectificarse.

- 15 congresistas tiene actualmente la bancada de PPK.

Lo más leído