Programas sociales de Camisea contribuyen al desarrollo de Pisco y el Bajo Urubamba

Conoce los programas sociales de Camisea

18 de Octubre del 2017 - 11:25

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) definió por primera vez el desarrollo sostenible en 1987 como: aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades.

En el informe Nuestro Futuro Común, presentado por la comisión de la ONU, se concluyó que no era posible separar las actividades económicas (productivas, extractivas o comerciales) de la preservación del medio ambiente.

Luego de 30 años, hay empresas que operan en nuestro país como el Consorcio Camisea, operado por Pluspetrol, que trabaja bajo esta lógica y que cuenta con programas de responsabilidad social que contribuyen con el desarrollo de sus zonas de influencia: Bajo Urubamba (Megantoni) en Cusco y Pisco en Ica.

Camisea impulsa el Programa de Monitoreo Ambiental Comunitario (PMAC), el Programa de Monitoreo de la Biodiversidad (PMB) y el Fondo Paracas. Conoce más de ellos en este video:

El Programa de Monitoreo de la Biodiversidad (PMB) ha registrado 2.200 especies terrestres y acuáticas en la selva del Bajo Urubamba (Megantoni), mientras que el Fondo Paracas ha aportado US$ 7 millones para la gestión de la recuperación de la Reserva Nacional de Paracas.

Camisea promueve también el desarrollo social de las comunidades Matsiguenga, Yine y la población pisqueña. Por ejemplo, el Programa de Monitoreo Ambiental Comunitario (PMAC) ha capacitado a 50 monitores de las comunidades nativas, quienes realizan mediciones alrededor de la Planta de Gas Malvinas (Bajo Urubamba). Mientras que, a través del Modelo de Negocio: Gestión del Desembarcadero de San Andrés, se han capacitado a cerca de 3.000 pescadores artesanales de la caleta San Andrés en Pisco.

La educación es otro de los pilares de desarrollo sostenible de Camisea. Con el Programa Integral de Educación (PIE) y el Programa de Educación Ambiental (PEA), se ha fortalecido la formación académica de niños y jóvenes que habitan en las zonas de influencia de sus operaciones.

Yo he tenido la oportunidad de salir de mi comunidad, de conocer otras realidades y volver para ayudar, señala Ludwig Turco, beneficiario directo de las becas (Beca100, Beca Pre universitaria y Beca Nopoki) otorgadas por Camisea.

PUBLIRREPORTAJE