Expertos analizan a Robin Williams: ¿Qué razones pueden empujarte a la depresión?

Cuando alguien se deprime, es importante que reciba ayuda principalmente de su familia y que sea llevado a una institución especializada o profesional.

22 de Octubre del 2014 - 09:09 » Textos: Redacción Multimedia

Ante el lamentable fallecimiento de actor norteamericano Robin Williams, presuntamente por un suicidio a causa de una depresión que sufría, los expertos vuelven a recomendar a la población no tomar a la ligera esta clase de cuadros clínicos.

Un estudio realizado en nuestro país señala que aproximadamente el 70 por ciento de la población padece algunas de estas características en casi todas las edades, siendo las mujeres son las que tienden a deprimirse más que los hombres.

"La depresión no tiene una única causa, son muchos factores, incluidos la genética, el entorno, el estado de salud (conductas de riesgo, enfermedades terminales), los sucesos de la vida, y determinados patrones de pensamiento que afectan las reacciones de las personas frente a los acontecimientos que se les presenten. Por si sola es altamente suicida y si no se percibe que está inmersa en ella, puede la persona llegar a quitarse la vida", explica la psicóloga Eva Caballero Jiménez.

De acuerdo a la especialista, desde el punto de vista emocional, a los seres humanos nos han diseñado con conductas para escapar del dolor, la pena, la tristeza, reflexionar acerca de ello nos hace enfrentarnos a nuestras fragilidades, debilidades y como no estamos preparados. Sin embargo, muchas personas no tienen los mecanismos de defensa para poder lidiar con ellos, llegando a un punto tan crítico que la vía mas rápida para salir de ello es quitándose la vida.

¿Pero quiénes son los más propensos a sentirse deprimidos?

"Las personas que se ven afectadas por la depresión con mayor facilidad son aquellas que muestran escasa voluntad a la frustraciones. Hay padres que, para evitar el conflicto y sufrimiento en los hijos, los están complaciendo en todo, lo que a la larga hace que se conviertan en personas insatisfechas. Estos se convierten en niños con un temple débil, con escasa tolerancia a la frustración, impacientes, con enorme capacidad para aburrirse y poca capacidad para crear, y sentirse permanentemente insatisfechos", explica.

Recuerde que en caso de duda, es importante consultar con un experto.

Lo más leído