¿Tu bebé aún no deja el pañal? Técnicas para aprender a ir al baño

Para ayudar a los niños a dejar el pañal y aprender a ir al baño los padres deben iniciar el proceso de forma relajada, sin nervios, ni fastidios, ya que se trata de un proceso natural.
¿Tu bebé aún no deja el pañal? Técnicas para aprender a ir al baño

¿Tu bebé aún no deja el pañal? Técnicas para aprender a ir al baño

23 de Octubre del 2018 - 11:20 » Textos: Andrea Saavedra

Dejar de usar el pañal es un momento importante para ti y para tu bebé. Sin embargo, muchas veces decirle adiós esta prenda desechable no es nada fácil. La edad que un niño debe aprender a ir al baño es relativa, depende de la madurez para controlar su cuerpo de cada uno. Hoy te daremos algunas técnicas para que puedas guiar a tu niño en el proceso de dejar el pañal de la mejor manera.

Eso sí, empezaremos diciéndote que nunca debes comparara a tu hijo con otros niños, esto sólo logrará ridiculizarlo y retardará el proceso.

Técnicas para el control de esfínteres

¿Qué es el control de esfínteres? 

También llamado 'aprendizaje de ir al baño' es el proceso por el cual se enseña a los niños a controlar la vejiga y los intestinos.

Técnicas:

1. Enséñale la bacinica al niño y explicarle cómo será la nueva rutina de ir al baño con simples pasos. Hazlo que se quite el pantalón, se siente y que se pare. Esto puede ayudar a que el niño entienda para qué sirve.

2. Deja al alcance del niño el bacín, siempre en el mismo lugar. Te recomendamos que sea en el baño, ya que es el lugar ideal. Eso sí, asegúrate que esté en una posición en que a tu niño le resulte fácil de subirse y lejos de lugares peligrosos. 

3. Alienta a tu niño a que te diga si necesita ir al baño. Enséñele las palabras adecuadas que debe usar. 

4. Procura empezar el entrenamiento durante la temporada de calor, así tu bebé podrá estar en casa con ropa ligera y/o fácil de quitar. Además cada vez que lo cambies pídele que él mismo se quite la ropa, para que vaya adquiriendo práctica. Si notas que no puede, ayúdalo hasta que pueda hacerlo por sí mismo. No hagas tú todo el trabajo.

5. Pregúntale frecuentemente si desea hacer pipí o popó, sobre todo en momentos clave como al despertar, después de cada comida, antes de dormir y después de tomar agua.

6. Cuando tu hijo te avise que tiene ganas de ir al baño, llévalo y acompáñalo. Ayúdale a quitarse la ropa sólo si es necesario. Cuando estén en baño pídele que se siente en la bacinica. Ofrécele papel y ayúdalo a limpiarse.

7. Elogia los avances, de esa manera alentarás a que tu niño te avise cada vez que tiene necesidades de ir al baño. 

8. Si no quiere ir al baño, no insistas. Nunca lo dejes sentado por más de 3 minutos en el baño, ni solo.

Lo que nunca se debe hacer: 

Castigar al niño cuando se le escapa la orina.  El control de esfínteres es un aprendizaje. No debemos amenazarlo, ni muchos menos gritarle.

Ofrecerle excesivos premios. Podemos darle un globo o un caramelo de vez en cuando, pero regalarle un juguete cada vez que hace pis es exagerado y el niño acabaría exigiéndonos cada vez más, dejando de tener importancia lo que en realidad lo tiene: conseguir el control de esfínteres. 

Levantar al niño por la noche, pues el cerebro tiene que aprender a recibir las señales de su vejiga y reaccionar a ello despertándose; esto solo se consigue con la práctica, si lo levantamos no le damos la oportunidad de practicar. Por lo tanto, no debemos tener prisa. Cada niño madura a su ritmo. Presionarle solo conducirá a frustración y dificultades.

Volver a ponerle el pañal o ponérselo para salir de casa, pues entendería que tiene permiso para orinarse. Esto se hace mucho, y es un gran error. 

Ridiculizarlo en público.

Ponerle ropa ajustada o difícil de sacar.

Lo más leído